• Mientras, López-Belmonte maniobra: quiere dejar a su mano derecha como presidente.
  • Por cierto, López-Belmonte no deja de ser el presidente de Rovi y Eduardo Pastor, vicepresientre de Cofares.
  • Todo muy farmacéutico.
La Cámara de Comercio de Madrid atraviesa un momento crítico, justo cuando cumple 130 años de existencia. Y es que, mientras el resto de Cámaras de Comercio españolas ponen en práctica diversas actividades y generan más o menos ingresos, la de Madrid no. Sólo gasta y no ingresa. De hecho, la Cámara de Comercio de España y le ha dado un toque de atención. La situación ha llegado a tal punto que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (en la imagen), ha decidido tomar cartas en el asunto. Primera y más urgente de las medidas: ha solicitado a Juan López-Belmonte y a Eduardo Pastor, presidente y vicepresidente respectivamente (en la imagen, de izquierda a derecha), un plan de viabilidad. La cosa va en serio: se trata de una Administraición corporativa de España. Mientras, López-Belmonte maniobra para que su mano derecha, Pastor, sea su sucesor al frente del organismo. Se da la circunstancia de que López-Belmonte es presidente del laboratorio Rovi y, Pastor, vicepresidente del grupo Cofares, líder en distribución de medicamentos en España. Uno, cliente del otro. Y todo muy farmacéutico. Pablo Ferrer [email protected]