• Así, terminó su año de reinado en la gala 'Draq Queen' del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria.
  • Drag Sethlas también usó la Señal de la Cruz en la coreografía y afirmó "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra". Él no la tiró.
  • Eso sí, todo ello amparándose en la libertad de expresión… pero, a pesar de ello, no se atreve a mofarse del islam.
  • Abogados Cristianos está estudiando la actuación por si pudiera ser objeto de una nueva denuncia.
  • Ojo, aún no está cerrada la causa del año pasado: el juez ha admitido a trámite el recurso contra su archivo.
  • Para Polonia Castellanos, "no todo vale" en los carnavales: "Al igual que censuraron la letra de una murga por homófoba, queremos la misma justicia para lo cristiano".
Parece que Drag Sethlas (en la imagen, el cuarto empezando por la derecha), es decir, Borja Casillas, no se cansa de ofender a los católicos. Y es que de nuevo, se ha disfrazado de Virgen emulando un paso de Semana Santa -en esta ocasión, no sólo acompañado de nazarenos sino también de mujeres en mantilla y piernas al descubierto- y además, ha escenificado el cuadro de La Última Cena de Leonardo Da Vinci representando a Jesús, como se ve en el vídeo. Así, de esta guisa, Drag Sethlas terminó su año de reinado en la gala Draq Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria que se celebró en la noche del lunes al martes. Una nueva polémica donde el draq queen también usó la Señal de la Cruz o el gesto de las manos en posición de oración como pasos de su coreografía y afirmó "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra". Y ya ven: él no la tiró. Eso sí, todo ello amparándose en la libertad de expresión… Entonces, ¿por qué no se burla también de Mahoma y los musulmanes? La asociación Abogados Cristianos está estudiando la citada actuación por si pudiera ser objeto de una nueva denuncia. Ojo, aún no está cerrada la causa abierta por el número del año pasado, pues el Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria ha admitido a trámite el recurso contra su archivo, como informó La Opinión de Tenerife. Ahora el tema queda en manos de la Audiencia Provincial. Para la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, "no todo vale" en los carnavales. "Al igual que censuraron la letra de una murga en Tenerife por contenido homófobo, nosotros queremos la misma justicia para lo cristiano", ha añadido. Recuerden que el año pasado, ni el Gobierno ni ningún partido defendió a los cristianos de este ataque cristófobon sólo hubo un par de excepciones. La delegada del Gobierno en Canarias, Mercedes Roldós, recordó que el Código Penal está para "cumplirse" y pidió respeto para las creencias religiosas de todos durante las fiestas. Por su parte, Flora Marrero, concejal de Coalición Canaria en La Laguna, dijo en Twitter que la actuación de Drag Sethlas era una "falta de respeto a la religión católica y a los creyentes, entre los que me incluyo", pero hasta ahora, no ha dicho nada de la última andada de Borja Casillas: sólo ha escrito un tuit políticamente correcto sobre otro número de la gala ("#DragQueenLGC sobra el título "te quiero tanto que te mataría""). Claro que no estaría mal que Drag Sethlas se fijara en el compañero que ha ganado en la edición de este año, Drag La Tullida, pues no ha necesitado burlarse de los católicos para obtener la victoria, sino que ha hecho un repaso por la historia eurovisiva española. Por cierto, recuerden que Drag Sethlas, o sea, Borja Casillas, cursaba el Deca (Declaración Eclesiástica de Competencia Académica), curso obligatorio que pide la Iglesia para ser profesor de religión. No, no es una coña: quiere ser profesión de religión católica. Otra burla más en esta España que sigue la 'moda Schulz', retirando y escondiendo los crucifijos, y donde hay impunidad para ofender a los católicos. Cristina Martín [email protected]