• Pero se contradice al decir que "todo el mundo era consciente de que yo no tenía conocimiento alguno de las cuentas del partido".
  • La oposición afila las garras contra el PP, sobre todo Ciudadanos, que tiene a tiro a Rajoy por corrupción en su partido.
  • El popular Rafael Hernando admite que la declaración de Costa es una "vergüenza" y una "desgracia" para el PP y pide perdón a los votantes.
El exsecretario general del PP de Valencia Ricardo Costa aseguró ayer miércoles, en el juicio de la trama Gürtel, que el PP de Valencia "se financiaba con dinero negro" pagado en efectivo por empresarios adjudicatarios de concursos públicos por indicación del que fuera presidente autonómico Francisco Camps (en la imagen). Costa, que comenzó su intervención asegurando que "después de una profunda reflexión" quería "contar la verdad" y "colaborar con la justicia", declaró que Camps y el expresidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino le encargaron en 2006 al entonces vicepresidente del Consell, Víctor Campos, "las relaciones con los empresarios que favorecían al partido". Este jueves, en Onda Cero, Francisco Camps ha garantizado que "que la financiación del partido ha sido correctísima" y "lo que los responsables del partido han dicho a lo largo de todos estos años". "A este juicio de la financiación ilegal del partido no fui ni como testigo. Todo el mundo era consciente de que yo no tenía conocimiento alguno de las cuentas del partido, si no, me hubieran llamado a declarar", ha añadido Camps. Asimismo, comenta que tras nueve años de juicio y de su dimisión, Ricardo Costa y otros implicados han cambiado radicalmente su versión ante el juez. También ha asegurado Camps que no va a abandonar el Consejo Jurídico Consultivo y reitera que nunca fue llamado ni como testigo del Caso Gürtel, "es evidente, entonces, que no tengo ninguna responsabilidad". En ese contexto, Ciudadanos aprieta al PP con el tema de la corrupción. Su secretario general, José Manuel Villegas, ha insistido este jueves en su negativa a negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 si el PP no aparta a la senadora Pilar Barreiro, imputada en el 'caso Púnica', y ha reprochado a los 'populares' que "arrastren los pies" ante los casos de corrupción al mismo tiempo que les ha pedido que los afronten "con decisión" y "valentía". Villegas ha instado al PP a "cumplir con su palabra" y con el pacto que firmó con Ciudadanos para la investidura de Rajoy que establece la "separación inmediata" de cualquier cargo público que haya sido imputado formalmente por delitos relacionados con la corrupción: "Mientras el PP no demuestre que es un partido de palabra y Rajoy no demuestre que cumple con su con palabra, pues es difícil llegar a nuevos acuerdos", ha incidido, remarcando: "Si incumple los acuerdos anteriores firmados con ellos ¿Cómo vas a firmar nuevos acuerdos?". Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, ha admitido que la declaración del ex secretario general del PP de Valencia Ricardo Costa supone una "vergüenza" y una "desgracia" para su partido, ha pedido perdón a los votantes y ha garantizado que no era un práctica común entre los populares. "No me escudo en nadie. Solo digo lo que es mi partido (...) y mi partido no es el señor Costa", ha subrayado Hernando, para quien tanto Costa como los empresarios involucrados en la trama Gürtel actuaban exclusivamente en su propio beneficio. Lo importante, ha destacado, es que todos ellos están respondiendo ante la justicia, que "pondrá a cada uno en su sitio", porque "aquí quien la hizo, la paga", gracias también, ha dicho, al endurecimiento de la legislación impulsado por el PP. Andrés Velázquez [email protected]