• El banco preveía un impacto negativo de 25 millones por la venta prevista del 29,68%, pero logra plusvalías gracias a los cambios en el yuan.
  • Al final sale de China, aunque mantiene un 3,6% de China Citic Bank, con lo comido por lo servido.
  • El fondo BlackRock aprovechó el 'lunes negro' para aumentar su participación en el banco de FG: ya tiene más del 5%.
BBVA ha informado este jueves a la CNMV de que ya ha completado la venta de su participación del 29,68% en Citic International Financial Holdings Limited (CIFH) a su matriz, China Citic Bank (CNBC), por 947 millones de euros. Esa participación le costó en su día unos 900 millones. El acuerdo de venta ya fue pactado por la entidad de Francisco González (en la imagen) a finales de 2014, pero al concretarse seis meses después y con los cambios y devaluaciones del yuan por medio, la jugada para el banco español ha sido estupenda: de prever un impacto negativo en sus cuentas de 25 millones ha terminado obteniendo unas plusvalías de siete millones. Con el cierre de la operación concluye también en gran medida la aventura del BBVA en esa región, donde es difícil para los bancos hacer negocios. Le pasó lo mismo al Santander, que tuvo que retirarse. La operación es también un apéndice más en el revés al proceso de internacionalización de FG. Por cierto, la situación en China no sólo beneficia al BBVA; también a su principal accionistas, BlackRock, que aprovechó para comprar más acciones del banco, el 19 de agosto, tras el lunes negro en bolsa provocado por las dudas sobre la economía china. El fondo ha declarado a la CNMV que su participación en el banco supera el 5%, valorada en 2.554 millones de euros. La participación de BBVA en Citic se remonta a 2006, dentro de un acuerdo más amplio con la matriz, el grupo China Citic Bank, para aumentar su presencia en China y Hong Kong. Esa participación fue aumentando, en el grupo y en su filial, pero a partir de 2013 el banco español comenzó a reducir su presencia en la región, por las exigencias de Basilea III, y un año más tarde, en diciembre de 2014, acordó la venta de su parte en Citic. No obstante, BBVA mantiene todavía una participación del 3,26% en la matriz, el CIFM. Como señala BBVA en su nota, prevé que esta venta tenga un impacto positivo cercano a los 10 puntos básicos en el ratio CET 1 fully loaded del grupo, frente a la previsión inicial de 20 puntos básicos, calculada en base a los datos de cierre del tercer trimestre de 2014. Rafael Esparza [email protected]