• Rajoy no debería presumir tanto: en la legislatura ha mejorado el paro, pero ha empeorado la afiliación.
  • Los ingresos a la Seguridad Social por cotizaciones suben apenas un 1% y el Gobierno usa de nuevo la 'hucha de las pensiones'.
  • En materia fiscal, las rebajas del IRPF aún no han compensado el subidón acometido al llegar a La Moncloa.
  • También pagamos más IVA, más impuestos especiales, mayores tasas, etc.
Como bien saben estamos en campaña electoral y la legislatura del PP está a tan sólo unos días de escribir su final. Por ello, es un buen momento para hacer balance económico de estos últimos cuatro años, que se pueden resumir en que el PP ha reducido el empleo y ha aumentado los impuestos. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (en la imagen junto al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro), no debería presumir tanto. Es cierto que en la legislatura ha mejorado el paro, pero ha empeorado la afiliación a la Seguridad Social. Esto supone que las cifras dan una de cal y otra de arena. Según los últimos datos del Ministerio de Empleo y SS, correspondientes a noviembre, hay 271.164 desempleados respecto al mismo mes de 2011. Sin embargo, aún queda una larga y dura tarea por delante, pues hay 4.149.298 parados. Por su parte, la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre también reflejó la mejora, ya que la tasa de paro se apuntó un tanto bajando al 21,18%, situándose mucho mejor de lo previsto. A pesar de que esto es muy positivo porque por primera vez desde 2011 hay menos de cinco millones de desempleados y está lejos del máximo de la legislatura (27,16% en el primer trimestre de 2013), nos queda un largo camino: seguimos lejos de las tasas de la eurozona (11%) y de la Unión Europea (9,5%). Respecto a la afiliación, lo primero que hay que mencionar es que ha empeorado: ha bajado en 25.444 personas desde que el PP ganó las elecciones el 20-N de 2011. Pero la cosa es aún más delicada, pues no sólo hay menos cotizantes, sino que los ingresos a la SS por cotizaciones suben apenas un 1% (esto demuestra que el empleo es de peor calidad y se pagan salarios más bajos). Y esto tiene consecuencias: el Gobierno tendrá que usar de nuevo la 'hucha de las pensiones' (Fondo de Reserva de la SS) para pagar la extra de Navidad. Por tanto, menos paro sí, pero también menos empleo (descenso en la afiliación y en la población activa) y de peor calidad. Además, por si todo esto fuera poco, nuestro país está en una delicada situación demográfica porque ya son menos los españoles que nacen que los que mueren, pues las ayudas a la familia y fomentar la natalidad no han sido las prioridades de los 'populares'. Pasemos a la parte fiscal, el balance de la legislatura del PP es que los impuestos han aumentado, tal y como informó El País hace unos días. Según los datos de la Agencia Tributaria, la subida es de 17.578 millones de euros. Conviene subrayar que las rebajas del IRPF incluidas en la última reforma fiscal que encabezó Cristóbal Montoro aún no han compensado el subidón acometido por Rajoy al llegar a La Moncloa. Eso sí, como estamos en campaña, se han anunciado no ya más rebajas, sino exenciones en este impuesto. Asimismo, ahora estamos pagando más IVA, más impuestos especiales y mayores tasas, además están los famosos copagos farmacéuticos y los impuestos autonómicos y municipales. Cristina Martín [email protected]