• Argentina eliminó el miércoles subsidios a la tarifa de electricidad aplicados en los 12 años de kirchnerismo.
  • Macri justificó la decisión en "el abandono (por el anterior gobierno) de criterios económicos en la definición de precios, que distorsionó las señales económicas, aumentando el costo del abastecimiento, desalentando la inversión privada", según el Boletín Oficial.
  • Entidades de consumidores calcularon que puede haber alzas de entre 300% y 500%.
El gobierno argentino del presidente Mauricio Macri (en la imagen) sigue acometiendo sus políticas de reducción del elevado gasto público implantadas durante los doce años de kirchnerismo. Políticas muy populistas, claro, porque suponían subsidios para los gastos ordinarios de los beneficiados (algunos de ellos con razón, como los pobres); pero políticas que han llevado a la Argentina a una situación económica insostenible. Lo último es que el Ejecutivo de Macri anunció el fin de los subsidios a la electricidad. Y justificó la decisión en "el abandono (por el anterior gobierno) de criterios económicos en la definición de precios, que distorsionó las señales económicas, aumentando el costo del abastecimiento, desalentando la inversión privada", según el texto publicado en el Boletín Oficial que recoge Mercopress. La medida alcanzará a unos 32 millones de usuarios residenciales, comerciales e industriales de todo el país. Macri asumió el 10 de diciembre y se comprometió a eliminar los subsidios impuestos por los gobiernos peronistas y populistas de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), con el argumento de que las empresas del sector eléctrico sufren un proceso de desinversión por esta causa. El ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, había anticipado que el fin de los subsidios energéticos permitiría bajar 1,5% del déficit fiscal, estimado en casi 7% en 2015. Según consultoras económicas privadas, el alza también tendrá impacto inflacionario debido a la fuerte incidencia de las tarifas en la medición del costo de vida, que por el momento sólo se basa en datos de institutos oficiales de la capital federal y la provincia de San Luis (centro).  Entidades de consumidores calcularon que puede haber alzas de entre 300% y 500%. "La quita de subsidios atentará seriamente contra el bolsillo de los argentinos generando un aumento tarifario exponencial con una consecuente pérdida del poder adquisitivo" , dijo este miércoles el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC). Andrés Velázquez [email protected]