El lobby feminista ha lanzado una campaña contra "la violencia judicial". Es decir, que los jueces tienen que creer a la mujer que se dice maltratada y darle la razón, sin mayores diligencias. Quieren en resumen, jueces feministas y feministos: ¡¿más aún?! Recuerden que, como media preventiva, cuando una mujer acusa a un hombre de maltrato, éste sin pruebas ni diligencia alguna, acaba en prisión. Hispanidad [email protected]