El Banco de España emite un informe cuyas conclusiones son claras: se han perdido 60.600 millones y el contribuyente ha aportado casi la mitad. Hay mucho que matizar en el informe publicado este viernes por el Banco de España, antes de que nos olvidemos que han sido muchos los instrumentos utilizados. Por ejemplo, no tiene nada que ver una ampliación de capital con la venta a un tercero con Esquema de Protección de Activos (EPA). En cualquier caso, se ha tratado de una crisis mal afortunada dado que lo mejor hubiera sido aplicar el sistema establecido en Europa tras la crisis: que los accionistas pierdan todo el dinero y que los depositantes reciban 100.000 euros por titular y cuenta. Hispanidad [email protected]