Semana bancaria

El Reinado Eucarístico

No rompáis vuestro matrimonio por una infidelidad. Esperad y rezad. Puede que se convierta y viva. Una mujer cristiana nunca abandona el barco aunque se hunda…