En esas cosas sutiles de la condición humana -ya saben, capacidad de trincar y otras maldades-, la izquierda extrema o la extrema izquierda tienen el mismo problema que la izquierda a secas, el centro o la derecha. Todos los partidos pueden tener una manzana podrida (la virtud requiere más esmero que el vicio). Por eso, el famélico 'y tú más' vale más bien poco y cabrea más todavía al personal.

Se va sabiendo más, mientras tanto, sobre el 'clan familiar' de la dirigente madrileña de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Rivas, Tania Sánchez (en la imagen) o de la beca a Íñigo Errejón, 'número dos' de Podemos. IU dice ahora que el hecho de que uno concejal vote a favor de que adjudiquen a su hermano un contrato de 137.000 euros es bueno, aunque la ley obligue a abstenerse. "Se ratifica, no se emite voto", dicen en IU (lo cual no parecerá nunca un 'gesto estético'). Se da la circunstancia de que el padre de Tania, concejal de la misma coalición, también apoyó a su hijo.

Y se va sabiendo más, también, de la beca a Errejón, que la Universidad de Málaga ya le ha retirado. Claro, a la 'cara joven' de Podemos no se le ha ocurrido decir otra cosa que eso de que "en el país de Bárcenas o de Bankia" eso es una cosa menor (otro 'y tú más' de la contra casta hacia la casta). Es, entendámonos, como decir que en el país de los ciegos, el tuerto es el rey.

Tan IU como Podemos tienen ahora el mismo problema que el PSOE o el PP, pero, claro, tienen que decir que no es los mismo. Naranjas de la China. Las dos formaciones de izquierda filocomunista, que están acostumbradas a sacudir a diestro y siniestro por eso de la corrupción, se encuentran ahora con el mismo problema, que crecerá cuando la lupa se amplíe sobre ellos, que es justo lo que ocurre cuando se avanza en política presumiendo de virtud y resulta que no se era tan virtuoso.

Hay muchos refranes castellanos que resumen la situación y vale para todos: quien a hierro mata a hierro muere, el que a hierro mata no muere a monterazos, el que a hierro mata no puede esperar morir a sombrerazos.

Hispanidad

[email protected]