• Eso sí, ha enfadado a Mariano Rajoy con sus declaraciones sobre Bankia.
  • Borja Prado, el presidente de la Eléctrica había aceptado la entrada del ex director del FMI en el Consejo.
  • En cualquier caso es ENEL quien tiene la última palabra.
  • La figura de Rato continúa dividiendo al Partido Popular.

Como hemos informado, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha  decidido recolocar al dimisionario presidente de Bankia, Rodrigo Rato (en la imagen) en los Consejos de Repsol, Telefónica o  Endesa.  Ahora  bien, tanto la operadora como la petrolera, sobre todo esta última, no ve con buenos ojos la llegada del ex director del Fondo Monetario Internacional. Cosa bien distinta es lo que ocurre con Borja Prado, presidente de Endesa, porque la eléctrica pertenece a la eléctrica ENEL y ahí son los italianos quienes mandan. Además, a Borja Prado le encanta colocar a expolíticos (José María Aznar o Elena Salgado) de cualquier partido en su compañía. Ahora bien, Prado no estaría tan feliz si supiera que el objetivo final, siempre que los italianos den el visto bueno, no es situar a Rato de vocal, sino en la mismísima presidencia de Endesa.

Ahora bien, Rato ha enfadado a Rajoy con el famoso papel difundido por la Cadena SER donde juzgaba el plan de saneamiento de Bankia, que consideraba bueno para el equipo directivo de José Ignacio Goirigolzarri y malo para los accionistas de Bankia y para el Tesoro Público español.

A día de hoy no está claro que Mariano Rajoy esté entusiasmado con la idea de presionar a los italianos. Y por cierto, en el Consejo de la matriz italiana ENEL ya figura otro español: el exvicepresidente económico de Zapatero, Pedro Solbes.

Lo que sí es cierto es que la figura de Rodrigo Rato continúa dividiendo al Partido Popular.

Eulogio López

[email protected]