• La deuda de Florentino por Iberdrola se eleva a 4.685 millones de euros por una participación directa cuyo valor en bolsa no alcanza los 1.000 millones.
  • Además, la deuda total de ACS supera los 10.000 millones de euros y su capitalización no alcanza los 4.300.
  • A pesar de la venta de Abertis a OHL los March exigen a Florentino que venda toda Iberdrola.
  • Y luego está el lío de Hochtief.

Resultados de ACS correspondientes al primer trimestre. La asfixia de la deuda continúa y el intento obsesivo de Florentino Pérez (en la imagen) por controlar Iberdrola se ha convertido en una losa para la constructora ACS.

La empresa reconoce que la deuda ligada a Iberdrola se eleva a 4.685 millones de euros y eso tras vender un 3,5%, venta forzada por los March. Ahora mismo la participación directa de ACS en la eléctrica no vale ni 1.000 millones de euros, y la acción vale la mitad del precio medio de compra.

Además, la deuda neta global de ACS supera los 10.000 millones de euros, cuando su capitación bursátil no alcanza los 4.300 millones.

A pesar de la venta del 10% de Abertis a OHL, los March insisten en que Florentino debe realizar más desinversiones y terminar de vender Iberdrola.

Y luego está el lío de Hochtief, del que nadie sabe cómo salir, y que, además, se trata de un lío apalancado. ACS está condenada a jibarizarse y los March siguen pensando en marcharse... en cuanto la cotización repunte.

Miriam Prat

[email protected]