La técnica de los bancos españoles será jibarizar el balance

El director financiero del Banco Popular, Jacobo Fernández-Robbato, está seguro de que la entidad cumplirá los objetivos de capital marcados por Bruselas, pero descarta la ampliación como medio para conseguirlos. Aunque algunos analistas lo consideran "una chapuza", ninguno de los grandes bancos españoles realizará ampliaciones de capital. Una decisión lógica, teniendo en cuenta que esto supondría sacar al mercado acciones al precio actual, que no es precisamente el más conveniente y que en muchos casos ni siquiera refleja el valor del banco.

Por tanto, el Popular recurrirá a la conversión anticipada de bonos convertibles en acciones de 1.500 millones de euros y "la generación de activos ponderados por riesgo, reducción de activos y otras vías". La venta de activos supone la vía más cómoda para reducir el balance, por lo que afecta al cálculo del core capital, ya que se reduce el denominador en lugar de aumentar el numerador.

Con respecto a los resultados trimestrales del banco, el Popular ha realizado una gestión conservadora con un beneficio a la baja por la necesidad de apuntalar posiciones y recursos propios. El beneficio neto descendió un 22,5% respecto al mismo periodo del año anterior hasta los 404 millones de euros.

En la parte negativa, la morosidad crece desde el 5,17% del tercer trimestre de 2010 hasta el 5,85% actual. Es una tasa mucho más alta que la de Santander (3,86%) y la del BBVA(4,1%)

Mariano Tomás

[email protected]