• El primer ministro polaco Donald Tusk: "El riesgo de una intervención directa es mayor de lo que lo era hace varios días".
  • Polonia dispone de la mejor información sobre la región. Otra cuestión es que le hagan caso.
  • El portavoz del Pentágono, John Kirby, añade que que "más de 10.000 militares rusos se encuentran desplegados en la frontera" y que Rusia "continúa reforzando estas unidades". 
Si hay un país que conoce mejor que nadie a los rusos es Polonia. Su historia lo demuestra. Por eso hay que escuchar a Polonia cuando habla de Rusia.

Y lo último que han dicho los polacos ha sido por boca de su primer ministro, Donald Tusk (en la imagen), quien ha asegurado este miércoles que tiene razones para sospechar que la amenaza de una intervención directa de las Fuerzas Armadas de Rusia en Ucrania ha aumentado en los últimos dos días. "Tenemos razones para sospechar, ya hemos estado recibiendo información en este sentido en las últimas horas, que el riesgo de una intervención directa es mayor de lo que lo era hace varios días", ha afirmado Tusk, en una rueda de prensa.

Las palabras de Tusk se han visto reforzadas por las del portavoz del Pentágono, John Kirby, quien ha señalado que "más de 10.000 militares rusos se encuentran desplegados en la frontera". Aunque ha añadido que "los números no son lo importante". "Lo importante es que Rusia continúa reforzando estas unidades", ha valorado. "Estas unidades no son numerosas (...) pero son muy capaces y están muy cerca, y no hacen otra cosa que seguir provocando las tensiones que ya existen en el interior del este de Ucrania", ha remachado.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa de Estados Unidos ha anunciado la llegada a Ucrania de un "pequeño equipo de supervisión y asesoramiento" que participará en las investigaciones del siniestro del vuelo MH17 en el este del país europeo, suceso que se saldó con la muerte de casi 300 personas.

Y es que el Gobierno de Barack Obama ha manifestado que está convencido de que el vuelo MH17 fue derribado con un misil SA-11 disparado desde una zona controlada por los rebeldes prorrusos. Aunque estos, cómo no, lo han negado y dicen que el gobierno de Kiev es el culpable.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]