• Eso sí, exigen ayudas de capital y esquemas de protección de activos, en ambos casos.
  • Enfrente, Núñez Feijóo exige que NCG Banco se venda a los fondos y, así, seguir contando con un banco gallego, no desguazado.
  • Guindos no puede vender nuevas ayudas a la banca cuando le ha dicho a Europa que el saneamiento bancario ha concluido.
  • Pero no sabe qué hacer con Catalunya Banc que, al final, deberá ser salvada por el FROB, por una u otra vía.
  • De esta manera, el FROB se convertiría en una nueva SAREB.
  • Eso sí, la nueva aportación de fondos públicos para salvar a la banca en crisis se disimularía en el tiempo.
  • Y ojo, porque los fondos acusan al Gobierno de exigirles condiciones más duras que a los bancos.   

Es el pulso del año entre banqueros y políticos. Si lo prefieren, entre el Gobierno Rajoy y la Xunta de Galicia contra los tres grandes bancos: Santander, BBVA y Caixabank. La privatización de Novagalicia Banco (NCG Banco) y de Catalunya Banc (CX) va a resultar movida.

Concretando: NCG Banco es fácil de privatizar. La labor de José María Castellano al frente ha resultado cara para el contribuyente pero se han hecho avances. No ocurre lo mismo que con Catalunya Banc (CX) que aún ha resultado más cara y en la que, además, no se percibe la salida del túnel. Y aquí es donde los tres grandes bancos lanzan su oferta: Tranquilo, ministro De Guindos, nosotros nos quedamos con ambos y da por cerrado ante Europa el saneamiento bancario español (Bankia sigue su camino en solitario pero ya está encaminado).

Eso sí, con ayudas públicas y, eso sí, prescindiendo de los fondos norteamericanos (Guggenheim y compañía).

Enfrente, están Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijóo, el presidente gallego que quiere contar con un banco gallego. Además, no quiere que lleguen Botín, FG o Fainé (en la imagen) y troceen la entidad o comiencen una nueva reconversión laboral y de oficinas.

Y luego están los fondos, que quieren NCG Banco y no les interesa para nada Catalunya Bank. Y por cierto, tras la venta de EVO a Apollo, Guggenheim se queja de que las condiciones de venta de NCG Banco no son iguales para todos: que a ellos les exigen un compromiso de permanencia y, además, más coeficiente de recursos propios que a los bancos españoles.

Pero los fondos quieren mantener a José María Castellano al frente de la entidad, mientras que Santander y BBVA -Caixabank asegura lo contrario- le echarían al día siguiente. O para ser exactos, si los fondos no ganan, Castellano se va.

¿Qué puede hacer el FROB a partir de ahora Puede negarle NCG Banco a los grandes y trocear Catalunya Banc: lo bueno para un banco postor y lo malo para el FROB, que se convertiría en otra SAREB, un cajón de desperdicios.

Sí, ya sé que absorber lo peor de CX significa que, de otra forma, habría más ayudas públicas para la banca. Cierto, pero se disimulan mucho mejor. Como en la SAREB se trata de deglutir activos tóxicos durante lustros.

A quien no le gusta mucho el troceo es a Cristóbal Montoro, quien se queja del elevado coste del saneamiento bancario para las arcas públicas. Y él es el responsable de esas arcas.

Al final, la decisión será política. Feijóo es el barón más importante del PP y ya ha advertido que no está dispuesto a acudir a las municipales  y autonómicas de 2015 habiendo liquidado el último banco gallego -o habiendo liquidado Pescanova-.

Con lo barato que hubiera resultado un Gobierno valiente, dispuesto a liquidar los bancos quebrados. ¿Que resulta más caro Mentira: miren el caso Lehman Brothers.

Eulogio López

[email protected]