• Serán nuevos inversores los que adquieran las acciones del Estado (96%).
  • El presidente de la entidad, José María Castellano, llegó a un acuerdo con la Troika (UE, BCE y FMI), aunque Almunia introdujo a la entidad entre las vendibles o liquidables en cinco años.
  • Eso sí, saldrá de Sacyr y venderá EVO, previo traspaso de oficinas y plantilla a la nueva entidad.
  • Además, Banco Gallego será adjudicado por el propio FROB.

La rueda de prensa de Joaquín Almunia en Bruselas (11,00 horas de la mañana del miércoles) y de José Ignacio Goirigolzarri en Madrid (12,30 horas de la misma mañana) han marcado el rescate bancario español. Quedan dudas, pero son eso: dudas, sobre todo por el número de despidos.

Todo claro menos el futuro de Novagalicia Banco (NCG Banco). Y es que mientras el comisario Almunia aseguraba que en cinco años -lapso del periodo máximo de saneamiento- NCG Banco, al igual que Catalunya Banc, se integrarían en otra entidad, en el banco que preside José María Castellano (en la imagen), con todo el apoyo político del presidente gallego Alberto Núñez Feijóo, no se acepta la orden: antes de cinco años, un grupo de inversores liderados por el actual equipo directivo, compraría al Estado su 96% de participación.

En la entidad gallega se recuerda que el FROB conoce ya el plan de inversores que adquirirán su participación al Estado y, sobre todo, que la Troika aceptó ese plan. Si así fuera, no sería Bankia la única entidad que no desaparecería.

Eso sí, NCG Banco traspasará oficinas y plantilla a EVO, que está en venta, además de vender el Banco Gallego, del que posee el 49,6% del capital, aunque de esta venta se encargará directamente el FROB.

Eulogio López

[email protected]