El presidente de la Generalitat ve peligro de oligopolio bancario y defiende a las dos grandes entidades financieras catalanas: Caixabank y Sabadell

 

Artur Mas ha hecho unas declaraciones este viernes en las que advierte del peligro de la concentración financiera hacia la que se dirige el panorama bancario español, auspiciada por el Gobierno Rajoy.

Cual padre enardecido que defiende los méritos de su hija ante los consuegros en la pedida de mano, ha soltado una frase épica. "Si La Caixa hace algún movimiento no es para ser comprada, sino para comprar". Ahí es nada. Lo ha dicho en Catalunya radio, donde también ha añadido que de producirse esta operación sería como lo hizo el Sabadell al incorporar a la CAM, "para expandirse". Más ha negado redondamente que Caixabank, una entidad muy sólida, pueda ser considerada como "víctima" de la reforma. También manifestó, que en todo caso, va a salir reforzada.

Sin embargo, ha querido dejar muy clara su posición con respecto a la reforma del sistema financiero. No comparte del todo los criterios del Gobierno de Mariano Rajoy y considera que aunque es preciso acometer una reforma, "no conviene a España un panorama donde queden tres o cuatro entidades, porque acabará siendo un oligopolio".
Mas ha hablado largo y tendido de los intereses de sus bancos. Cree que las entidades financieras catalanas deben proyectarse también hacia el exterior: "Nos interesa mucho como país que nuestra orientación sea de puertas hacia afuera. Catalunya vivirá mucho mejor si consigue situarse muy bien en el mundo"

No se ha negado tampoco a dar su opinión sobre la situación global del sistema bancario en España. Se ha quejado del nulo acceso de ciudadanos, empresarios y PYMES a créditos pese a las inyecciones de dinero público y ha comparado la situación con la de otros países de nuestro entorno: "Cuando tuvieron problemas, en los primeros meses, inyectaron un montón de dinero y a partir de ahí volvieron a cumplir su función que es hacer circular el dinero, lo que no pasa en España y Cataluña".

Ha tenido Mas también unas palabras de recuerdo para la famosa frase de Zapatero, quien definió el sistema español como el mejor del mundo. "Estamos más estrangulados que nadie", apostilló.

Sara Olivo

[email protected]