• Por el contrario, la norma potencia el papel de las diputaciones, que asumirán los servicios de localidades menores de 20.000 habitantes.
  • La ley establece que el 82% de los concejales trabajará sin cobrar.
  • El Gobierno pretende ahorrar 7.129 millones de euros.
  • Se eliminarán, además, las mancomunidades y entidades locales menores que no rindan cuentas. En el caso de los ayuntamientos, se les retirará el presupuesto.

A partir de ahora, el 82% de los concejales de toda España realizarán su trabajo sin cobrar. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (en la imagen junto a la vicepresidenta y el ministro de Industria) ha presentado este viernes en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros el Proyecto de Ley de Reforma de la Administración Local que recoge esta y otras medidas y con el que se pretende ahorrar 7.129 millones de euros.

Aunque el ministro ha insistido en vender la ley como "un avance del municipalismo", lo cierto es que la ley, que fija la competencia exclusiva e íntegra de la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales en las comunidades autónomas, dota de mayor poder a las diputaciones. Estas asumirán los servicios de localidades con menos de 20.000 habitantes, aunque  "convenien luego, por ejemplo, con las corporaciones locales los servicios sociales", al estar más cerca de los ciudadanos.

Con esta reforma se fijará la competencia exclusiva e íntegra de la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales en las comunidades autónomas. Se trataría de eliminar las "duplicidades y competencias impropias, para ajustar la Administración Local a los principios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera".

Además, se establece un período transitorio de cinco años para el cambio de titularidad de las competencias de Sanidad y Educación. En el caso de los servicios sociales, el periodo transitorio será de un año.

Del total de concejales que hay en España, 68.285, solo 12.188 cobrarán un sueldo, ni Soraya Sáenz de Santamaría ni Montoro han precisado qué tipo de incompatibilidades se aplicarán a 'los idealistas' que se avengan a esta situación. Más de un ciudadano pensará, ante lo que está cayendo, que lo que no sacan de un lado lo pueden obtener de otro, si tienen intereses, por ejemplo, en una constructora.

Se fija el límite del equivalente al sueldo de un secretario general del Estado para los alcaldes de ayuntamientos de más de 500.000 habitantes, "unos 100.000 euros brutos", y para el resto irá disminuyendo proporcionalmente. Los ediles de corporaciones municipales de menos de mil habitantes no cobrarán nada.

Para muchos pequeños municipios de España la ley no implica ninguna novedad, pero sí para las grandes ciudades, donde los concejales, hasta ahora, tenían dedicación exclusiva. A partir de ahora no todos ellos la tendrán. Según ha explicado Cristóbal Montoro, a partir de ahora, en Madrid, sin ir más lejos de los 57 concejales que cobran un sueldo, con la nueva ley sólo lo harán 45; y en Barcelona, los 41 concejales que veían retribuida su actividad a final de mes pasarán a ser tan sólo 32.  Según Montoro se ha contado con la Federación Española de Municipios y Provincias para elaborar la ley, pero "hay discrepancias políticas" en su seno sobre su contenido. A partir de ahora queda prohibido crear nuevas empresas públicas y desaparecerán ciertos monopolios municipales, como los mercados y las lonjas. También se fijará un coste estándar para cada servicio público.

Dentro de la ley se contempla que todas las mancomunidades y entidades locales deberán rendir cuentas,  y si no lo hacen desaparecerán. En el caso de los ayuntamientos, ha precisado Montoro, si no presentan sus cuentas "serán vaciados, no de su estructura política, pero sí de sus competencias y sus presupuestos".

Con esta reforma se fijará la competencia exclusiva e íntegra de la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales en las comunidades autónomas para desligarlas con una mayor precisión de las competencias locales.

Sara Olivo
[email protected]