• Ashton propone un paquete de ayuda de la UE para responder a la crisis siria.
  • El Ejército estadounidense se propone formar en Jordania a más de 5.000 combatientes del Ejército Libre de Siria.
En Siria continúan los enfrentamientos entre las fuerzas rebeldes y el Ejército del régimen del presidente sirio Bashar al Assad (en la imagen). Ya hemos señalado que el conflicto en Siria, inicialmente explicado como un deseo de libertad del pueblo sirio frente a la dictadura de Bashar al Assad, se contextualiza en las disputas entre las dos facciones islamistas: chiíes y suníes.

Y, de hecho, el dictador sirio Bashar Al Assad se ha aliado con los fundamentalistas de Hezbolá en El Líbano porque Hezbolá es una milicia chií libanesa que le ayuda a combatir a los rebeldes suníes en su país.

En ese contexto, los ministros de Asuntos Exteriores de la UE discuten este lunes en Luxemburgo cómo convocar cuanto antes una segunda conferencia de paz entre el Gobierno de Bashar al Assad y los rebeldes sirios promovida por Estados Unidos y Rusia para tratar de poner fin al conflicto sirio por la vía pacífica a la luz de las conclusiones de la cumbre del G-8 y tras el acuerdo del grupo de Amigos de Siria para autorizar la entrega de armas a los rebeldes. Entrega de armas a la que Rusia se opone porque sabe cómo se las gastan los rebeldes sirios.

Para ello, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, y la Comisión Europea han preparado "un paquete de respuesta urgente y completo" de la UE y sus Estados para contribuir al fin del conflicto sirio. El paquete tiene como "primera prioridad" apoyar "una solución política" en Siria, pero también "impedir la desestabilización" de Líbano, Jordania, Irak y Turquía, "abordar la situación dramática humanitaria y asistir a las poblaciones afectadas" sobre todo mujeres y menores y "abordar las consecuencias del conflicto" para la UE ante el regreso de combatientes europeos contrarios al régimen de Bashar al Assad.

Hasta aquí, todo muy loable y diplomático. Pero mientras, la UE quiere dar armas a los rebeldes sirios y el Ejército estadounidense se propone formar en Jordania a más de 5.000 combatientes del Ejército Libre de Siria (ESL), según informaron militares jordanos.

El meollo de la cuestión está en si Europa y EEUU van a ayudar o no militarmente a los rebeldes sirios para derrocar a Bashar al Assad. Porque si los rebeldes islamistas sirios se hiciesen con el poder, no cabe ninguna duda de que en ese mismo instante instalarían la sharia en el país. Y entonces se vería si las pretendidas libertades por las que luchan los supuestos libertadores sirios son finalmente implantadas o no...

Andrés Velázquez
[email protected]