• La UE solo ha congelado los activos de una treintena de dirigentes rusos y ucranianos.
  • Ucrania dice que ha lanzado una operación "antiterrorista" contra los prorrusos armados.
  • Obama, preocupado por el apoyo de Rusia a los "grupos separatistas armados".
  • Putin responde pidiendo a Obama -cínicamente- que haga todo lo posible "para evitar el uso de la fuerza y el derramamiento de sangre".
El presidente interino de Ucrania, Alexadr Turchínov, ha anunciado que ha dado comienzo una nueva operación "antiterrorista" en la región de Donetsk, en el sureste del país, donde milicias prorrusas han ocupado edificios administrativos y comisarías.

No obstante, según informa TVE, hacia el mediodía todavía no había trascendido ningún informe de enfrentamientos o detenciones, aunque algunos testimonios apuntan al movimiento de carros de combate en un extremo de la región. 

Pero llama la atención, en este conflicto en Ucrania entre defensores de la integridad territorial del país y prorrusos la tibieza de la UE. Una UE que asiste pasiva a los movimientos de los separatistas prorrusos, tanto antes en Crimea como ahora en la región de Donetsk.

Lo único que se le ha ocurrido a los países europeos hasta el momento ha sido congelar los activos de una treintena de dirigentes rusos y ucranianos, que además tienen prohibida la entrada en respuesta a las nuevas acciones violentas contra las autoridades locales en ciudades del este de Ucrania y por la intervención militar rusa en Crimea y su posterior anexión.

Quien sí que ha hablado algo más ha sido el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien ha expresado su "gran preocupación" por el apoyo de Rusia a los "grupos separatistas prorrusos armados" en Ucrania durante una conversación con su homólogo ruso, Vladimir Putin, según ha informado la Casa Blanca.

Obama ha pedido a Putin que "use su influencia ante estos grupos para que abandonen los edificios que han ocupado" en el este del país. Asimismo, ha recalcado "la importancia de que Rusia retire a sus tropas de la frontera con Ucrania para reducir las tensiones". Además, ha advertido de que Moscú hará frente a mayores costes si continúa con sus políticas en Ucrania, según ha recogido el diario estadounidense 'USA Today'.

Pero a Putin, lo que le diga Obama le entra por un oído y le sale por el otro. Y, cínicamente, le ha respondido a Obama que por favor haga todo lo que esté en su mano para evitar "el uso del a fuerza y el derramamiento de sangre" en el este de Ucrania, donde ha negado que Rusia esté implicada en los últimos acontecimientos.

Andrés Velázquez
[email protected]