Pero las pensiones mínimas en España alcanzan niveles de miseria: un mayor de 65 años sin cónyuge a cargo, 531 euros

 

La nómina mensual de pensiones contributivas de la Seguridad Social superó el pasado 1 de enero los 7.299 millones de euros (7.299.620), un 4,6% más que en el mismo mes de 2011, según la estadística hecha pública hoy por la Seguridad Social.

La pensión media de jubilación del Sistema de la Seguridad Social alcanzó este mes la cuantía de 936,43 euros, un 3,4% de incremento con respecto al mismo mes del pasado año. En cuanto a la pensión media del Sistema, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares) se situó en 822,82 euros al mes, lo que supone un aumento interanual del 3,1%.

En enero, el número de pensiones contributivas de la Seguridad Social alcanzó la cifra de 8.871.435 pensiones, lo que representa un crecimiento interanual del 1,4%. Más de la mitad de las pensiones son por jubilación, 5.296.851; 2.319.896 son por viudedad; 941.490 por incapacidad permanente; 275.077 por orfandad y 38.121 a favor de familiares.

Sin embargo, recordemos que las pensiones mínimas en España alcanzan niveles de miseria. Pueden ver este cuadro de 2011. Un jubilado mayor de 65 años sin cónyuge a cargo cobra 531 euros, por ejemplo; un viudo de 65 años cobra 601,40 euros al mes. Y la pensión actual del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) asciende a 384,50 euros mensuales.

Porque el incremento general del 1% para las pensiones abonadas por el sistema de la Seguridad Social en 2012, aprobado por el Gobierno de Rajoy, no es suficiente.

Andrés Velázquez
[email protected]