• "La prioridad de inversión del dinero público que debía servir para la educación, la salud, el transporte y la seguridad" dice la Pastoral de Turismo.
  • Y denuncia el traslado "de familias y comunidades para la construcción de obras y estadios" de la Copa.
  • Mientras, trabajadores del Metro de Sao Paulo deciden mantener huelga indefinida. 
Faltan tres días para que dé comienzo el Mundial de Brasil 2014 y las críticas al coste de la cita futbolística en relación a las necesidades sociales no cesan. Recordemos que recientemente más de 10.000 personas pidieron al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff que incremente el gasto en transporte, salud, educación y viviendas asequibles (en la imagen).

La última crítica provino de la Pastoral de Turismo de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), que criticó al Gobierno de la presidenta Rousseff por haber utilizado fondos públicos para el evento deportivo, recogía Infobae. 

En unos folletos, la CNBB también critica el traslado "de familias y comunidades para la construcción de obras y estadios" de la Copa, en violación del derecho de propiedad en los barrios y comunidades populares. Y añade: "La prioridad de inversión del dinero público que debía servir para la educación, la salud, el transporte y la seguridad".

A todo esto, la asamblea de los trabajadores del Metro de Sao Paulo ha aprobado seguir adelante con la huelga indefinida iniciada el pasado jueves a pesar de la decisión del Tribunal Regional Laboral que considera ilegal esta huelga. El conflicto laboral podría afectar al Mundial de Fútbol, cuya inauguración está prevista para el próximo viernes precisamente en Sao Paulo.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]