• Suma 20 trimestres en recesión.
  • La tasa de paro registró un nuevo record en mayo al alcanzar el 27,6%.
  • Antes del primer rescate de la Troika el paro era del 12%.
  • Está claro que los 240.000 millones de euros que ha recibido el país heleno desde mayo de 2010 no han servido para sacar adelante el país.
  • Y todavía puede ser peor: el Bundesbank considera ineludible un tercer rescate.

Desastrosa. Así podría calificarse la política económica de la Troika (CE, BCE y FMI) sobre Grecia. El PIB del país heleno ha caído un 4,6% en el segundo trimestre del año y ya son 20 trimestres de caídas continuas, según ha publicado este lunes la Oficina Estadística de Grecia (Elstat). Es cierto que el dato es el menos malo desde el tercer trimestre de 2011, pero esta circunstancia no lo convierte en bueno, ni siquiera en esperanzador de cara al futuro del país que preside Antonis Samaras (en la imagen).

No hay más que mirar a las cifras del paro. En mayo, la tasa de desempleo registró un nuevo record al alcanzar el 27,6%. Un mes antes, en abril, fue del 27% y un año antes, en mayo de 2012, del 23,8%. Pero lo más llamativo es que antes del primer rescate de la Troika, en mayo de 2010, la tasa de paro era sólo del 12%. Es decir, la política económica que la CE, el BCE y el FMI han llevado a cabo en Grecia ha producido un aumento del paro del 129,4%... en sólo tres años.

Queda claro que los 240.000 millones de euros que ha recibido Grecia no han servido para sacar adelante el país y, ni mucho menos, a los griegos.

Pero tranquilos, porque el Bundesbank considera ahora que es ineludible un tercer rescate a comienzos de 2014. Seguro que éste tampoco servirá para nada.

Pablo Ferrer

[email protected]