• La Policía no pudo entrar en la Facultad de Derecho porque el rector de la Complutense no les dio autorización.
  • La asociación agredida denuncia que es la tercera vez que los grupos de extrema izquierda les atacan este mes.
  • Hay algo más de 100 grupos ácratas identificados por las fuerzas del orden, cuyo común denominador es su anticlericalismo.
  • Garisoain (CTC): "Es más fácil atacar una iglesia que un banco".
  • Foro Universitario Francisco de Vitoria: "Estos grupos están muy crecidos, porque no se les ha cortado las alas".

El rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Carrillo (en la imagen), no tomó las medidas necesarias para evitar el ataque de grupos de extrema izquierda de este miércoles en la Facultad de Derecho, y en el que causaron heridas a cinco miembros del Foro Universitario Francisco de Vitoria y numerosos destrozos en su sede.

Desde esta asociación universitaria refieren que este ataque no era desconocido, "se sabía que iba a ocurrir", ya que vienen todos los años en esta fecha, y "es la tercera vez que acuden este mes". Además, indican que este ataque se produce porque reciben la mayoría de los votos de los alumnos y las "diferentes asociaciones de izquierda que son desbancadas, nos tachan de cualquier cosa y han ido directamente a reventar nuestra sede". Reiteran que no tienen ninguna vinculación política (comunicado publicado esta mañana).

Foro Universitario Francisco de Vitoria apunta también a que desde el Rectorado no se tomaron las medidas necesarias, como autorizar a la Policía a entrar en la Facultad, lo que "podría haber evitado el suceso". El decanato de la Facultad ha publicado también un comunicado de condena y rechazo hacia los hechos de este 20-N, además fue el propio decano, Raúl Canosa, quien acompañó a los agredidos a denunciar los ataques en una comisaría.

Javier Garisoain, secretario general de Comunión Tradicionalista Carlista (CTC), califica esta agresión como un "mal síntoma" y afirma que estos grupos de extrema izquierda "están envalentonados" y que "curiosamente se llaman antifascistas, pero su forma de actuar es fascista". Garisoain también reitera que el rector está quedando en evidencia por no tomar medidas, un problema más que se une a los que ya tiene Carrillo, como contó Hispanidad.

Al hilo de estas agresiones mencionadas, no hay que olvidar que no han sido los únicos ataques hacia los católicos en España en los últimos meses. La semana pasada fueron detenidos los autores del atentado con bomba en la Basílica del Pilar de Zaragoza, causantes también de la colocación de otro artefacto explosivo en la Catedral de la Almudena y que merodearon los alrededores de la basílica del monasterio de Montserrat. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz señaló a Hispanidad que tenían identificados a algo más de 100 grupos, cuyo común denominador es su anticlericalismo.

Al preguntar en la CTC por el aumento de la cristofobia, Garisoain afirma que "si nos tienen que perseguir a los cristianos que nos persigan por lo que somos", pero ha reiterado que no tienen que ver con los católicos oficiales del sistema. "Hay mucha incultura en los grupos de izquierda, que tienden a identificar al cristianismo con el Estado, con la derecha y con la Guardia Civil", añade, además reitera que son la parte más débil que tienen para atacar, "es más fácil atacar una iglesia que un banco".

Desde el Foro Universitario Francisco de Vitoria no saben por qué se ha producido este aumento de la cristofobia, pero señalan que "estos grupos están muy crecidos porque no se les ha cortado las alas".

Cristina Martín

[email protected]