Obtuvo un beneficio neto atribuible de 181 millones de euros tras la compra de Galyleo y Politec

 

-Sin contar esas adquisiciones, el beneficio hubiera sido un 1,3% más.

Mal día para Javier Monzón, presidente de Indra. Al cierre del mercado de ayer jueves hicieron públicas sus cuentas de 2011, y la bolsa ha respondido con contundencia en la mañana de este viernes con una caída inicial del 8% de sus acciones.

Lo cierto es que las cifras presentadas muestran que el año pasado la cifra de contratación aumentó un 3%, hasta los 2.975,8 millones de euros, y las ventas crecieron un 5%, hasta alcanzar los 2.688,5 millones de euros. Claro, que dentro de este cálculo se incluyen las adquisiciones de la compañía italiana Galyleo y de la empresa brasileña Politec. Aun así, sin estas compras las ventas habrían aumentado, pero el 3%.

En cuanto al futuro cercano, la firma ha señalado que espera que el mercado español se recupere progresivamente durante los dos próximos años, aunque admite que el crecimiento en nuestro país será menor que en el del resto de mercados donde opera.

Pablo Ferrer

[email protected]