Pablo Isla explica que la sucesión se gestó "de manera natural"

La presentación de unos buenos resultados anuales no era el único motivo de satisfacción para Pablo Isla. Se trataba de su primera comparecencia después de su nombramiento como presidente ejecutivo de Inditex el pasado mes de enero. Isla aseguró que sentía una enorme responsabilidad por sustituir a Amancio Ortega y una gran motivación por el proyecto. Explicó que el nombramiento se gestó "de manera natural" a través de las conversaciones con Ortega, que consideró que la buena marcha de la compañía era un buen momento para la sucesión.

Una decisión seguramente amarga para Ortega, que mantiene el control de la compañía como principal accionista (59,29%) , pero que habría deseado ver a su hija Marta en el sillón de la Presidencia. Sin embargo, y a pesar del plan de formación en el que se encontraba inmersa, Marta Ortega no se sintió capacitada para asumir el papel, independientemente de que otros siguieran encargándose de la gestión. Marta no quiso ser vicepresidenta y, a día de hoy ni siquiera se sienta en el Consejo, donde sí está la mujer de Amancio Ortega, Flora Peña.

Rodrigo Martín
[email protected]