• Finalmente, Pedro J. Ramírez se lleva 18,5 millones de euros y se marcha a fundar el Universal.com
  • Y Galiano se convierte en editor estrella para vender la competencia a Ramírez: elmundo.com.
  • Es decir, la que pusiera en marcha el cesante y en la que no obtuvo éxito.
  • A Ramírez le está costando tirar de sus redactores estrella, aquéllos que traían las exclusivas.
  • No le consideran un caballo ganador en el mundo digital, donde tantos monstruos sagrados del papel han fracasado.
  • Y a otros les cabrea el dinero que se lleva mientras Unedisa exige nuevos recortes a su plantilla.

El viernes 14 de marzo el siempre discreto presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández-Galiano, aparecía en portada de Expansión con un mensaje propio de los grandes editores-pensadores-mecenas (o así, que dijo un vasco) de antaño: "El negocio digital se basará en conocer al cliente-lector". Asombroso y no menos sorprendente, aunque muchos habrán sospechado que la marmórea máxima no abarca a la prensa digital, sino a la vegetal, a cualquier medio o soporte informativo y hasta a la venta de hortalizas por correo. Lo primero y principal, conocer al personal. En segundo lugar, conocer al cliente.

La interlocución con el mismo la da el contenido, lo que dice el emisor interesa al receptor. Y esto con el periodismo vegetal, con el digital y con las hojas volanderas.

Lo único que ofrece Internet es mayor posibilidad de respuesta, y más rápida, aparte del editor. Es una cuestión de forma -y la forma es tan importante que en parte condiciona el lenguaje, y con ello el fondo, los contenidos-, pero la clave del éxito de la información sigue siendo el mismo de siempre: informar, a veces formar y, si hay mucho talento y algo de suerte, entretener.

Y si nos centramos en el periodismo digital, propio de una sociedad informativamente saturada, la clave está en la exclusiva.

En cualquier caso, Galiano es un editor que se ha visto obligado a convertirse en estrella por un día… después de cerrar la salida de Pedro J. Ramírez, que durante tantos años ha estado en el escaparate.

Al final, Ramírez se ha ido enfadado con Galiano pero se ha llevado 18,5 millones de euros para fundar el universal.com (sí, El Mundo ya no le bastaba) y hacer la competencia a elmundo.com, que no, no ha sido el triunfo que esperaba.

Y ahí se produce el segundo duelo: Ramírez quiere tirar de los periodistas-estrella, los que traían exclusivas a El Mundo papel. Y no lo tiene fácil, en primer lugar porque algunos de esos periodistas-estrella consideran que hasta los más sagrados monstruos del periodismo tradicional fracasan en la red y porque a otros les ha sabido mal que se lleve 18,5 millones de euros cuando Unedisa exige nuevos recortes a la plantilla de El Mundo. Además, ya saben lo que dicen los periodistas argentinos: un periodista que tiene un 1 millón de dólares no es un periodista honrado ni independiente.

Por cierto, ¿cuál será el objetivo de El Universal.com Pues cargarse a Mariano Rajoy, el único político que ha logrado vencer al gran Pedro J. Ramírez. Vaya si le ha vencido, que le ha dejado en el paro. Por poco tiempo, pero en Moncloa aseguran que Ramírez ya no tiene dientes.

Eulogio López

[email protected]