Ya lo avisó Juan Pablo II: "La violencia y las armas nunca pueden resolver los problemas del hombre"Al menos 24 personas han muerto y más de medio centenar han resultado heridas hoy jueves como consecuencia de una oleada de atentados con bomba en varios distritos chiíes de Bagdad, y en al menos siete ciudades del norte y del oeste de Irak.

La violencia desatada en Irak y Afganistán demuestra que las tropas de la OTAN -sobre todo de EEUU-, lejos de pacificar ambos territorios han conseguido el efecto contrario.

Y es que ya lo avisó Juan Pablo II en los albores de la guerra de Irak: "La guerra contra Irak es injusta, ilegal e inmoral". Y añadió: "Cuando la guerra, como la de ahora en Iraq, amenaza el destino de la humanidad, resulta más urgente para nosotros proclamar, con voz firme y decidida, que la única paz es la construcción de una sociedad más justa y compasiva". "La violencia y las armas nunca pueden resolver los problemas del hombre".

Algo similar a la tan celebrada por Occidente 'Primavera árabe', que si bien es cierto que ha motivado el final de regímenes dictatoriales, estos han sido o están siendo sustituidos por otros que no respetan libertades fundamentales, como la libertad religiosa. Y al final, el remedio ha sido peor que la enfermedad.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]