Sólo Malta supera a nuestro país. Un tercio de los jóvenes españoles abandona los estudios

 

Uno de los problemas con los que se encuentra España en la ocupación es la escasa formación de los trabajadores, a los que se considera poco cualificados.

Un estudio realizado por Eurostat y que publica el Instituto de Estudios Económicos muestra cómo esta realidad es patente en nuestro país, donde la tasa de abandono escolar entre los hombres jóvenes es del 33,5%, la segunda tasa más elevada de la Unión Europea, sólo inferior a la de Malta, donde es el 41%. La Unión Europea pretende reducir la tasa media para 2020, y una aportación española podría ser muy positiva.

En la Unión Europea, la media se encuentra actualmente en el 16% en el caso de los varones y en el 12,2% en el caso de las mujeres. Las distancias con Europa, por lo tanto, son considerables. Pero eran mayores ya que hace cuatro años la tasa de abandono escolar entre los españoles era del 38%, pero la crisis ha provocado que muchos se lo hayan pensado antes de abandonar los estudios, ya que iban a aterrizar en un mercado laboral saturado y hubieran sido carne de cañón para el desempleo.

Lo que parece claro es que estas cifras demuestran que las políticas llevadas a cabo por los gobiernos españoles en materia de educación están resultando un fracaso y que las tasas de abandono escolar no sólo deben limitarse a prohibir dejar la escuela hasta una determinada edad, si no fomentar el estudio y la formación de los jóvenes.

Andrés Velázquez

[email protected]