Los obispos del país asiático piden a la Santa Sede el reconocimiento de mártir de Shahbaz Bhatti, ministro de las Minorías, asesinado hace unos días por su rechazo a la ley anti-blasfemia

 

Tal y como explica la agencia de noticias Zenit, la asamblea general de la conferencia episcopal paquistaní discutirá la propuesta de solicitud a la Santa Sede para que Shahbaz Bhatti, ministro paquistaní de las Minorías, asesinado la semana pasada, sea reconocido mártir de la fe, paso previo para un proceso de beatificación.

El ministro era católico, religión minoritaria en un país donde el 97% de la población es musulmana. Por su lucha contra la ley anti-blasfemia, que pretende condenar a muerte a todo aquel que blasfeme contra el Corán -donde entra cualquier crítica, aunque sea razonada a la fe islámica-, fue asesinado hace unos días a manos de unos desconocidos. Esta misma ley es la que mantiene en prisión a otra cristiana paquistaní, Asia Bibi, condenada a muerte por blasfemia, y cuya posible liberación por un decreto del presidente paquistaní, levantó protestas y nuevos ataques y amenazas entre musulmanes radicales, y que ha llevado al asesinado del ministro Bhatti.

Anteriormente fue el gobernador del Punjab, también de Pakistán, uno de los objetivos de los radicales. A partir de ahora, cualquiera puede serlo.

Andrés Velázquez

[email protected]