Admite a trámite la querella de IU por el caso Bárcenas

Tal y como informamos en su momento, el peor de los temores del Partido Popular se ha cumplido. El juez Gómez Bermúdez, heredero del estilo y los modos del juez Garzón, ha admitido la querella de Izquierda Unida por los papeles de Bárcenas.

Y lo ha hecho días después de que el juez Pablo Ruz, de la Audiencia Nacional, apartara a la Fiscalía Anticorrupción del caso para abrir una causa separada dentro del caso Gürtel, que él instruye, ya que encontró indicios de conexiones en los documentos investigados y analizados en ambos casos.

Javier Gómez Bermúdez ha admitido a trámite la querella criminal de Izquierda Unida sobre los papeles de Bárcenas y la existencia de una posible contabilidad B en el PP.

La acción judicial de Izquierda Unida atribuye a los querellados los delitos de alteración de precios de concursos y subastas públicas, cohecho, prevaricación, tráfico de influencias, delitos contra la Hacienda pública, fraude y exacciones ilegales, encubrimiento, falsedad y apropiación indebida de fondos electorales, asociación ilícita y receptación y blanqueo de capitales.

Así, ha citado entre el 25 y el 27 de marzo a los 15 querellados, entre los que se encuentran el extesorero Luis Bárcenas y exdirigentes de esta formación como Rodrigo Rato, Ángel Acebes y Federico Trillo, a los que no ha otorgado la condición de imputados de momento, porque sería "prematuro" y "distorsionaría la instrucción".

El auto dictado por Gómez Bermúdez afirma que el 1 de marzo se abrieron diligencias previas y que pidió a la Fiscalía que le informara acerca de quién era competente sobre el tema; el Ministerio Público, según manifiesta el juez, se 'limitó' a informar que debería inhibirse en favor del juez Pablo Ruz, titular del Juzgado de Instrucción número 5 desde que Baltasar Garzón fue inhabilitado.

Para justificar su intervención,  y declararse competente como miembro de la Audiencia Nacional, Bermúdez ha recurrido a la jurisprudencia de una causa de corrupción en Marbella que data de 2001, donde el Tribunal Supremo consideró que la causa denunciada tenía proyección en dos ámbitos distintos: "el del tráfico mercantil y el de la economía pública".

Gómez Bermúdez le ha pedido en su auto al juez Pablo Ruz toda la documentación que atañe a la supuesta contabilidad B del PP. A la Seguridad Social le ha reclamado la vida laboral y las cotizaciones de Luis Bárcenas entre 2009 y 2013 y al Ministerio de Hacienda le ha solicitado la documentación por la que Tesedul, la sociedad de Bárcenas, se acogió a la amnistía fiscal, así como información sobre contratos públicos de las empresas supuestamente involucradas en el caso.

Tampoco se ha olvidado de las  retenciones del IRPF de las nóminas de diversos integrantes del Partido Popular, como Jaume Matas. Entre los muchos documentos solicitados ha pedido también al Tribunal de Cuentas copia auténtica de las cuentas del PP entre 2002 y 2009. También ha pedido a los querellados "que aporten copia o relación de los ingresos de los que hayan sido beneficiarios entre 2002 y 2009 por administraciones gobernadas por el Partido Popular".

Al diario El País le ha pedido los originales, y no las fotocopias publicadas del caso.

Andrés Velázquez

[email protected]