• La OCU calcula el coste real teniendo en cuenta los intereses diferidos durante 30 años.
  • Y es precisamente el coste financiero lo que se omite en los cálculos oficiales: cuanto más plazo, más pagas.
  • El Gobierno hace malabarismos, con Sáenz de Santamaría o Soria, para 'vender' el fiasco que tendrán que pagar los consumidores.
  • El gran beneficiado es Florentino Pérez, a quien Industria no ha sabido o querido presionar para rebajar la indemnización.

Que del proyecto Castor, el almacén de gas en costas de Castellón (en la imagen), ha sido un fiasco está claro, pero lo será más por el coste que va a suponer en los clientes, que serán finalmente quienes pagarán la 'avería'. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) lo ha calculado: la factura por el cierre de las instalaciones será 4.731 millones de euros, si tenemos en cuenta los intereses diferidos en 30 años.

El Gobierno aprobó este viernes pasado el cierre del almacén, que incluye el pago de una indemnización de 1.350 millones a Florentino Pérez, el gran beneficiado de la chapuza. Preside ACS, principal accionista a su vez de la concesionaria del Castor, Escal. Pagará los 1.350 millones Enagás, que cargará después a las empresas gasistas y, finalmente, éstas lo repercutirán en los clientes.

Pues bien, según la OCU, esos 1.350 millones que los consumidores de gas  pagarán durante 30 años, más un interés del 4,27% anual, elevarán el importe final pagado a 4.731 millones. Ese pago, según la OCU, "contribuirá a que los españoles sigamos teniendo el dudoso 'honor' de pagar las facturas más altas de Europa".

A pesar de los malabarismos del Gobierno para hacer más digerible el impacto del Castor, nada apunta, por tanto, a un ahorro sino pagar más en un plazo mayor. Primero fue la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, vendiendo las bondades del real decreto del Gobierno. Y claro, ocultando que Florentino Pérez se ha vuelto a pitorrear del Gobierno al sacarle 1.350 millones de euros. Es cierto que el contrato chapuza lo hizo Zapatero, pero también lo es que el Ejecutivo no ha sabido presionar a Florentino como se hace en esos casos. O no ha querido. Y después vinieron, en la misma línea, las declaraciones del ministro de Industria, José Manuel Soria, en las que decía que consumidores de gas se van a "ahorrar más del 50% de lo que estaba previsto" en el escenario inicial de costes del proyecto, gracias al decreto aprobado por el Gobierno.

La OCU denuncia "sean los consumidores los que tengan que pagar por el cierre del Castor". Culpa de la situación a la "mala gestión del Gobierno de Zapatero, con Miguel Sebastián a la cabeza", quien otorgó la concesión con una cláusula que garantizaba la devolución de la inversión en caso de reversión. Y culpa también al actual Gobierno "que ha desarrollado el proyecto con nefastos resultados. Se socializan así las pérdidas de un proyecto claramente perjudicial para el interés público".

Mariano Tomás

[email protected]