La Ley de Estabilidad Presupuestaria obliga a las CCAA a enviar al Estado las líneas básicas de sus presupuestos antes de aprobarlos y prevé sanciones económicas por no cumplir con el objetivo de déficit

 

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha comparecido este viernes tras el Consejo de Ministros junto al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para presentar el anteproyecto de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Estabilidad Financiera de las Administraciones Públicas, que limita, en cierta manera, el margen de actuación de las Comunidades Autónomas. Para empezar, tendrán que informar al Estado de sus presupuestos antes de aprobarlos, y si no cumplen con los objetivos de disminución del déficit, deberán de asumir las multas que alcanzarán el 0,2% del PIB nominal.

Se trata de un plan que "nos convierte en pioneros de una nueva era", señaló Sáenz de Santa María. Montoro, con la ayuda de un Power Point, adelantó que cuando las comunidades incumplan con el compromiso de déficit establecido, tendrán que realizar un depósito por un importe pactado. Transcurridos seis meses, si persiste el incumplimiento, se convertirá en multa.

Si pasados nueve meses, el déficit sigue sin ser corregido, una delegación del Gobierno Central se trasladará a la comunidad incumplidora para valorar la situación financiera de la misma. Montoro aclaró que "no serán visitas amables". Y añadió que serían de la misma naturaleza, y "como las que efectúa la troika comunitaria a los países del mercado común".

Además, el ministro explicó que el Estado dispone de instrumentos como no autorizar emisiones de deuda, no conceder subvenciones o no suscribir convenios con las comunidades autónomas para castigar a las que incumplan los objetivos marcados. La Ley refuerza los mecanismos preventivos y de seguimiento de los objetivos de estabilidad y de deuda. Asimismo, se establece un umbral de deuda de carácter preventivo, a partir del cual las únicas operaciones de endeudamiento que se permitirán serán las de tesorería.

Por su parte, las sanciones que pudiera imponer la Unión Europea a España por incumplimiento en materia de estabilidad serán asumidas por la Administración responsable. Sáenz de Santamaría de deshizo en palabras de elogio para esta ley, a la que calificó de "audaz".

Sara Olivo

[email protected]