• De hecho, el nuevo Gobierno popular acudió al rescate bancario porque no podía afrontar los saneamientos de Bankia y compañía al precio CAM.
  • Ahora, la dirección de SabadellCAM ha anunciado un ERE que afectará a más de 2.000 trabajadores.
  • Es una de las condiciones de la CE para autorizar la adjudicación de la caja al banco catalán.
  • El sindicato Sicam se reunirá con la dirección de la entidad la próxima semana para "minimizar" el impacto de la medida.
  • Mientras tanto, el Gobierno vuelve a limitar el sueldo de los banqueros 'ayudados' a 500.000 euros anuales.

El sistema español de saneamiento de la banca tendrá muchas características, pero barato, lo que es barato, no es. Y, para colmo, además de costarnos un dineral, también nos cuesta en pérdida de puestos de trabajo. Vamos, lo que es un saneamiento perfecto.

De hecho, el Gobierno de Mariano Rajoy decidió acudir al rescate bancario porque sanear Bankia y Cia era inviable... por lo menos al mismo precio que la CAM.

Al margen de ironías, y como ya publicamos el pasado mes de junio, las cuentas de la absorción de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) por parte del Banco Sabadell, son las siguientes: 5.600 millones de euros de capital en dos oleadas sucesivas, aportados por el Estado. A esos, hay que añadir los costes de la línea de liquidez privilegiada –más de 4.000 millones de euros- puesta a disposición del Sabadell, más unos 8.000 millones del Esquema de Protección de Activos (EPA).

Pero lo malo es que, después de todo, la entidad presidida por Josep Oliú (en la imagen) va a realizar un ERE que afectará a un máximo de 2.231 empleados. Según el banco, este expediente es un requisito de la Comisión Europea (CE) para autorizar la absorción de la caja. Por su parte, el sindicato mayoritario, Sicam, acudirá a la reunión de la semana que viene con la intención de que las salidas de trabajadores "no sean traumáticas".

Y mientras tanto, el Ejecutivo da otra vuelta de tuerca al sueldo de los banqueros que han recibido ayudas del Estado. Así consta en el borrador del nuevo Real Decreto sobre el sistema financiero. En él se modifica el texto aprobado el pasado 3 de febrero, en el que se fijaba un límite máximo de 600.000 euros en el sueldo de directivos de entidades con ayudas, y de 300.000 euros para entidades intervenidas. Ahora, sin embargo, el sueldo máximo de 600.000 euros pasa a 500.000 euros anuales.

Pablo Ferrer
[email protected]