La dictadura iraní podría ejecutar mañana miércoles a un joven converso del Islam por ser cristiano

 

"Cada cinco minutos se asesina un cristiano por razón de su fe. Cada año 105.000 cristianos en el mundo son condenados al martirio. Un verdadero holocausto del que se habla muy poco". Estos son algunos de los datos que se han proporcionado en la conferencia de Roma titulada 'Los buenos serán martirizados. Las persecuciones a los cristianos en el siglo XXI', según recogía Zenit.



Por otra parte, un terrorista suicida hizo explotar una bomba este domingo a la salida de una ceremonia religiosa en una iglesia cristiana de Kepunton (Solo, Java Central), causando su muerte y la de al menos otra persona, así como una veintena de heridos, también informaba Zenit.



Además, la dictadura iraní podría ejecutar a un joven converso del Islam mañana miércoles por ser cristiano, destacaba Religión en Libertad. De nombre Youcef Nadarkhani y con 34 años, a los 19 se convirtió al cristianismo y ahora es pastor cristiano evangélico. El año pasado fue condenado a muerte en Irán por el "delito de apostasía". La Audiencia Provincial de Gilan, en el noroeste del país, señaló que Nadarkhani tiene ascendencia islámica y, según ellos, no tiene derecho a ser cristiano, así que debe renegar de Cristo. El American Center for Law and Justice (ACLJ) alertó ayer de que la ejecución podría llevarse a término este martes 27, de los corrientes.



La persecución a los cristianos sigue vigente en el mundo. Y uno de los principales perseguidores es el fundamentalismo islámico, que además, convierte a los estados donde gobierna en auténticas dictaduras donde impone la Sharia como ley obligatoria civil y religiosa. Desde el respeto más absoluto a los creyentes del Islam, hay que reivindicar y defender la libertad de las conciencias, la libertad de culto y la libertad religiosa -basados en la dignidad humana- frente al fanatismo irracional.





José Ángel Gutiérrez

[email protected]