• Seguirá alegrando las cuentas con la venta de activos inmobiliarios y de algunas concesiones de la filial alemana.
  • El director general corporativo del grupo afirma que la venta de las renovables está en "stand by" hasta que el Gobierno apruebe la retribución de estos activos.
  • Y sobre el Castor, Ángel García Altozano insiste en que no tendrá un impacto negativo en las cuentas del grupo, bajo ningún concepto.

Lo decíamos el pasado 28 de febrero y ayer jueves: ACS está vendiendo hasta la corbata para mantener a flote la cuenta de resultados. Y lo va a seguir haciendo, al menos durante los próximos meses. Así lo ha dicho este viernes Ángel García Altozano, director general corporativo del grupo, durante una conferencia con analistas.

Concretamente, el grupo que preside Florentino Pérez (en la imagen) venderá activos inmobiliarios y algunas concesiones de Hochtief, su filial alemana. Parece que es la única solución que encuentra el constructor para alegrar unas cuentas preocupantes: caen las ventas un 3,4% y el Ebitda se desploma un 14,5%.

Otro frente abierto es el de la planta de gas Castor. García Altozano asegura que la pelota está en el tejado del Ministerio de Industria, que ya tiene en su poder el informe de los consultores independientes. En cualquier caso, García Altozano insiste en que, bajo ningún concepto, el asunto tendrá un impacto negativo en las cuentas de ACS. Ya veremos.

Lo que sí está en "stand by" es la venta de los activos renovables. Otra vez, están a la espera de lo que diga Industria, es decir, de la regulación que finalmente apruebe el Gobierno sobre la remuneración de estos activos. De todas maneras, aunque sea así, García Altozano ha admitido que es la venta más difícil.

Pablo Ferrer

[email protected]