• Si todo lo que tiene que ofrecernos el presidente del Gobierno es más liquidez para las pensiones privadas, apaga y vámonos.
  • Lo único que puede asegurar el pago de pensiones es retrasar la edad de jubilación.
  • Y a largo plazo: incentivar la natalidad con un salario maternal…
  • Que permita a la mujer que lo desee quedarse en casa para criar y formar a los hijos.
  • Y cuando estén criados re-incorporarse al mercado laboral.
El problema de las pensiones tiene solución. Lo que pasa es que no nos gustan las soluciones. Rajoy ofrece más liquidez para los fondos de jubilación privados. Con eso no solucionará la quiebra de las pensiones. Lo que se necesita es incentivar la natalidad en serio, con un salario maternal, y retrasar la edad de jubilación. Tiene miedo a proponer un salario maternal, porque sabe que eso supone promocionar que muchas mujeres decidan quedarse a trabajar en casa mientras crían a sus hijos. Si el Estado les ayudara en esa crianza y educación, se rejuvenecería la población. Pero claro, con el feminismo ramplón que nos invade, decirle a una mujer que se queda a "enseñar a sus hijos el universo", para lo que es cuestión 'sine qua non' el tener hijos, la población se rejuvenecería. Pero Rajoy no se va a jugar un voto por la verdad. Al mismo tiempo, Rajoy tiene miedo, también a decirle a la gente lo que la gente necesita saber: que el sistema de pensiones públicos, que es bueno de suyo, es insostenible que, por tanto, para mantenerlo hay que prejubilarse más tarde. Mucho más tarde. Por ejemplo, a los 70 años. Y eso de entrada. Y, además, de golpe. Y si no, pues el sistema público de pensiones quebrará. Y ningún sistema privado conseguirá sustituirle. Eulogio López [email protected]