• El comisario anuncia que en junio se creará un grupo "de alto nivel" para lanzar el Midcat, el gasoducto que une España y Francia.
  • El Gobierno galo, ahora sí, parece estar dispuesto a apoyar esta interconexión, pero el proyecto va para largo.
  • A Alberto Nadal no le gusta que le pregunten por el informe de las consultoras acerca de las renovables: era sólo para "contrastar datos y metodología". "Y ya está".
  • Desde abril, las eléctricas podrán facturar por horas, aunque tendrán un plazo para hacerlo.

El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía -que así se llama el cargo-, el español Miguel Arias Cañete (en el centro de la imagen), ha presentado este lunes en Madrid el Gasoducto Tras-Adriático (TAP), que permite la llegada de gas a Europa, desde el mar Caspio, a través de Italia. Un proyecto, sin duda, ambicioso e importante para Europa -y para Enagás, que participa con un 16%-, pero no tanto para España, que ve cómo el Midcat -gasoducto que une nuestro país con Francia- avanza a paso de tortuga, si es que avanza.

Vamos por partes. El TAP, incluido como Project of Common Interest (PCI) de la Unión Europea en 2013, esto es, contará con fondos europeos para su desarrollo, comenzará a funcionar en 2020. Son 871 kilómetros de tubería que unirá Turquía con Italia, a través de Grecia y Albania. En otras palabras, cuando en Europa hay voluntad de hacer las cosas, se hacen.

Y eso es, precisamente, lo que falta para culminar el Midcat, el gasoducto que unirá España con Francia, de tan solo 184 kilómetros. Voluntad por parte francesa. Según Arias Cañete, el Gobierno galo ha cambiado de actitud y ahora, sí, tiene la determinación de culminar el Midcat, tal y como quedó de manifiesto con la firma de la declaración de Madrid, a comienzos de este mes de marzo. Eso sí, el exministro no ha querido dar fechas para su puesta en marcha, a pesar de que el ministro Soria aseguró el cinco de marzo que empezaría a funcionar, aproximadamente, en 2020.

No será tan pronto. Lo que sí sabemos es que en junio se creará un grupo "de alto nivel" para lanzar el Midcat. Luego, se tendrá que reunir, solicitar informes, analizar los informes que reciba, consultar a los expertos, etc. etc. etc. En definitiva, la cosa va para largo, aunque nos tenemos que felicitar porque el Gobierno Rajoy ha conseguido que la "pelota esté en juego", según Arias Cañete. Con qué poco nos contentamos.

Otro protagonista ha sido Alberto Nadal (a la izquierda de la imagen). Al secretario de Estado de Energía no le sientan bien los lunes por la mañana. Antes de comenzar, le han preguntado por el informe sobre las renovables presentado con posterioridad a la reforma eléctrica, aunque teóricamente sirvió para elaborar la norma. El número dos de Industria ha asegurado que dicho informe sólo pretendía "contrastar datos y metodología". "Y ya está", ha concluido, visiblemente molesto.

Sin embargo, después de la presentación del TAP, Nadal ha vuelto a atender a la prensa. Tampoco se crean que ha dicho mucho. Dos cosas: la legislación que regulará la facturación del consumo eléctrico por horas estará lista "sobre abril", aunque las compañías tendrán un plazo para implantarla. La segunda: la normativa que regulará la remuneración de los costes extrapeninsulares está "a punto" y se mandará pronto al Consejo de Estado.

Por cierto, el que aparece al derecha de la imagen es Antonio Llardén, presidente de Enagás, y a su lado está el director de TAP, Ian Bradshaw.

Pablo Ferrer

[email protected]