• "Los enfrentamientos continúan esta mañana, es la información que hemos recibido", ha declarado el portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke.
  • Desde el 18 de febrero, Guta Oriental vive un aumento de ataques de la aviación siria y la rusa y de la artillería gubernamental, que se ha cobrado la vida de 561 personas.
Desde el 18 de febrero, Guta Oriental, en la periferia de Damasco (Siria), vive un aumento de los ataques de la aviación siria y la rusa y de la artillería gubernamental que se ha cobrado la vida de 561 personas, entre ellas 139 menores y 83 mujeres, de acuerdo al recuento del Observatorio. En ese contexto, la ONU emitió una resolución para que "que todas las partes cesen las hostilidades sin retraso" y que se comprometan a mantener una "tregua humanitaria de al menos 30 días consecutivos en toda Siria". Dicha resolución fue aceptada por Rusia, solo después de ciertos cambios. Y por eso, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó este lunes una tregua humanitaria en Guta Oriental, que ha entrado en vigor a las 09.00 de la mañana y expira a las 14.00 horas. La idea era evacuar a personas que requieren atención médica urgente y entregar ayuda. Sin embargo, poco ha durado la alegría, pues la ONU ha informado de explosiones en Guta Oriental, recoge RTVE. "Los enfrentamientos continúan esta mañana, es la información que hemos recibido", ha declarado a la prensa en Ginebra el portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke. Los informes provienen de entidades locales con las que la ONU mantiene una larga relación de trabajo en el terreno, ha explicado. En un primer momento, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, la calma prevalecía en la región de Guta Oriental, el principal bastión opositor de las afueras de Damasco, pero la ONU ha constatado el inicio de explosiones. Andrés Velázquez [email protected]