• El asesor humanitario de la ONU para Siria, Jan Egeland, confía en que un convoy con ayuda pueda llegar al este de Alepo, la zona de la ciudad del norte controlada por los rebeldes, este viernes.
  • Aunque, según el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, para ello todavía se necesitan los permisos del Gobierno sirio.
  • La ONU admite una reducción sustancial de la violencia en Siria tras el alto el fuego.
El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, reconoce que el alto el fuego pactado por Estados Unidos y Rusia podría cambiar la situación en el país y que la reducción de la violencia fue sustancial desde que entró en vigor el lunes, publican agencias. Por su parte, el asesor humanitario de la ONU para Siria, Jan Egeland, indicó que no se han recibido noticias de víctimas civiles en las últimas 24 horas, mientras que los ataques contra escuelas y hospitales cesaron. En este sentido, confía en que un convoy con ayuda pueda llegar al este de Alepo, la zona de la ciudad del norte de Siria controlada por los rebeldes, este viernes y señala que la ONU está preparada para ir a otras zonas del país para finales de semana, pero aún no se ha recibido la autorización del Gobierno sirio. Sin embargo, de Mistura añadió: "Tenemos un problema". "El Gobierno (de Bashar al Assad), repito, el Gobierno, se supone que iba a dar cartas de facilitación, es un término burocrático, traducidas al inglés, permisos, autorizaciones", explicó. "Estas cartas de facilitación, por ejemplo el permiso final para que la ONU pueda realmente llegar a esas áreas (que necesitan ayuda), no se han recibido", insistió, añadiendo que hacen falta de forma inmediata. Respecto a Alepo, De Mistura indica que la carretera del Castillo tiene un estatus especial, en virtud del acuerdo alcanzado entre Estados Unidos y Rusia y que se espera que ambos países gestionen la retirada de todas las partes de sus alrededores. Una vez esto ocurra, aclara el enviado de la ONU, habrá puestos de control especiales en dicha carretera para permitir el acceso sin restricciones de los convoyes con ayuda de la ONU. Por otro lado, Estados Unidos y Rusia acordaron el miércoles prorrogar otras 48 horas el alto el fuego en Siria, que entró en vigor el pasado lunes y que, según ratificaron ambas potencias, se ha respetado ampliamente pese a incidentes aislados. Andrés Velázquez [email protected]