• La operadora asturiana tiene nuevo dueño: Zegona Comunications, formada por dos ex ejecutivos de la cablera británica Virgin. Su próximo paso será cotizar en la bolsa de Londres.
  • El precio supera en 10,33 veces el Ebitda logrado el año pasado (62,9 millones) y es un 41,54% mayor al valor que tenía la cablera en 2011.
  • Recuerden que la semana pasada la cablera vasca Euskaltel adquirió la gallega R por 1.155 millones (10,9 veces el Ebitda).
  • Pasos de consolidación en el mercado de telecos español, pero se complica la creación de un gran operador en el norte (Euskaltel-R-Telecable). ¿Sólo fusiones o una burbuja financiera?
Este lunes, una de las exclusivas es la compra de la cablera asturiana Telecable por parte de Zegona Communications -firma formada por dos exejecutivos de la cablera británica Virgin-, que se acordó el pasado sábado. Una operación en la que resalta su precio: 650 millones de euros. Pero no es la única del sector de las telecos realizada en los últimos días a una elevada cifra, lo cual refleja que se han disparado los precios de las cableras. Y es que la operadora asturiana se ha vendido por un valor que es 10,33 veces el Ebitda que presentó en 2014 (62,9 millones). Además, el precio supera en un 41,54% el valor que tenía Telecable en 2011 -380 millones-, cuando el grupo de capital riesgo Carlyle adquirió una participación del 85%. Conviene recordar que hasta hace un par de días Carlyle y Liberbank (15%) eran los propietarios de la cablera asturiana, por lo que dado el precio de la compra, se han llevado una buena tajada. En concreto, debido a sus participaciones, el reparto de los 650 millones es de 552,5 millones y 97,5 millones respectivamente. Seguramente también estará satisfecho con el precio de la operación el presidente de la cablera asturiana, Ignacio Martínez, cuyo mandato ha durado poco más de un mes, pues fue designado el pasado 19 de junio en sustitución de Juan García Conde. Pero no es la única operación que ha tenido lugar en los últimos días en sector de las telecos español, pues en la noche del pasado jueves la vasca Euskaltel cerró la compra de la cablera gallega R. En aquella ocasión el precio alcanzó los 1.155 millones, 10,9 veces el Ebitda presentado el año pasado. Además, dicha operación sembraba dudas respecto a si se trataba sólo de una fusión o de una burbuja financiera, pues Euskaltel ya que salió a bolsa el pasado 1 de julio. Conviene destacar que tras este último movimiento, Euskaltel se colocó como el candidato favorito para comprar Telecable, en vísperas de que acabara el plazo de presentación de ofertas vinculantes. Además se quitaba a un contrincante en la puja, pues R también era uno de los candidatos que optaba a la compra de la cablera asturiana. Pero tras adquirir R, para la operadora vasca ya no era tan imprescindible la compra de Telecable y como su propuesta tenía un precio inferior, la balanza finalmente se decantó a favor de Zegona. En cuanto al futuro de Telecable, que da trabajo a casi 900 personas (180 empleos directos y 700 indirectos), Zegona tiene pensado registrar este lunes un folleto en la bolsa de Londres para que el vehículo creado ad hoc y propietario de Telecable pueda cotizar de forma inmediata. La firma británica debutó en el parqué londinense en marzo y quiere que Telecable cotice a partir del 14 de agosto, ¿se trata de otra operación de burbuja financiera? El tiempo lo dirá, por ahora sólo se sabe que las compras de Telecable y R son diversos pasos de consolidación en el mercado de telecos español, aunque se complica la creación de un gran cablera en el norte (fruto de la unión Euskaltel-R-Telecable). Cristina Martín [email protected]