• La cosa es seria: el crédito a la clientela cae un 6,1% respecto al mismo periodo de 2014.
  • Y sí, el margen de intereses crece un 15,5%, pero porque bajan los costes financieros (-43%), esto es, lo que el banco paga a los clientes.
  • Pierde importancia el recurso fácil del ROF (-39,5%) y lo gana el resultados de las entidades participadas ( 381%).
  • La morosidad baja pero poco (-0,3%) y se sitúa en el 10,3%.
De enero a junio, Liberbank ganó 125 millones de euros, esto es, un 3,5% más que en el mismo periodo de 2014. Podría deducirse que la cosa marcha bien, pero no es así, al menos, no del todo. El hecho es que la actividad bancaria de la entidad formada por las antiguas Cajastur, Caja Extremadura, Caja Cantabria y Banco Castilla-La Macha, no acaba de arrancar. Para empezar, el crédito a la clientela alcanzó los 23.698 millones de euros, frente a los 25.229 millones de junio de 2014. Es decir, ha caído un 6,1% en doce meses. Por otra parte, en la nota remitida este miércoles a la CNMV, la entidad que dirige Manuel Menéndez (en la imagen) destaca que el margen de intereses –la actividad puramente bancaria- ha crecido un 15,5%, y es cierto. Pero cuidado, porque en el margen de intereses hay que tener en cuenta dos datos: los intereses y rendimientos asimilados, para entendernos, lo que ingresa la entidad, y los intereses y cargas asimiladas, es decir, lo que el banco paga a los clientes. ¿Qué ha hecho Liberbank? Ha ingresado un 16,6% menos pero lo ha compensado con una reducción de lo que paga a los clientes del 43,2%. De ahí sale un crecimiento del margen de intereses del 15,5%, hasta los 251 millones de euros, pero estarán conmigo en que no es como para tirar cohetes, como tampoco lo es el hecho de que las comisiones hayan caído un 9,5%. Por otra parte, pierde importancia el recurso fácil del ROF (Resultado de Operaciones Financieras o bicicleta financiera), cuyos ingresos han pasado de 265 millones de euros al cierre de junio de 2014, a 161 millones este año. Es decir, ha caído un 39,5%. Por el contrario, han ganado importancia los resultados de las entidades valoradas por el método de la participación, es decir, las participadas, que han aportado 83 millones de euros, un 381,1% más que un año antes. Así las cosas, el margen bruto ha descendido un 2,3%, hasta los 584 millones. ¿Qué ha pasado con la morosidad? Que se ha bajado, pero sólo un 0,3%. Es poco, aunque la tasa de impagos de Liberbank (10,3%) sigue siendo inferior a la media del sector (11,4% en mayo). Pablo Ferrer [email protected]