• El negocio típico de intermediación deja paso a la gestión de activos fuera de balance.
  • De hecho, los ingresos por servicios ya representan el 67,2% del total.
  • Eso sí, seguimos sin conocer los ingresos provenientes de Corporación Financiera Alba.
  • Al final, el beneficio aumenta un 97,1% y alcanza los 157,7 millones de euros.
A pesar de su peculiaridad, la entidad que preside Juan March de la Lastra no escapa a la realidad: el negocio típico de intermediación bancaria ya no es negocio. Por eso, de un tiempo a esta parte, las entidades se han lanzado como locas a la gestión de activos fuera de balance. Banca March no es menos y así ha quedado reflejado en las cuentas de los primeros nueve meses del año, publicadas este jueves. El margen, mal -cae un 9,5%- y las comisiones, bien -aumentan un 31%-. Hablamos de comisiones por la gestión de fondos de inversión y sicav, por la distribución de seguros y medios de pago y por la actividad de Mercado de Capitales y Tesorería. Todos estos servicios han reportado unos ingresos de 150 millones de euros, frente a los 113,3 millones del margen de intereses. Es decir, el 67m2% de los ingresos totales de Banca March hasta septiembre provienen de las comisiones. En esta línea, mientras los recursos fuera de balance han sumado 246 millones de euros más respecto al segundo trimestre, hasta los 11.411 millones, el crédito a la clientela se ha estancado desde el mes de julio (ha retrocedido en 22,1 millones). A todo esto, seguimos sin conocer la aportación de Corporación Financiera Alba, de la que Banca March posee el 20,02%. Tampoco sabemos cuáles han sido las plusvalías por la venta de la totalidad de la participación de Alba en ACS a pesar de que la entidad señala que están incluidas en el resultado consolidado. Al final, el beneficio de Banca March ha sido de 157,7 millones de euros, un 97,1% superior al obtenido en septiembre de 2016. Pablo Ferrer [email protected]