• Los ingresos hasta junio han superado todos los registros anteriores.
  • Y no ha sido gracias ni a Chile ni a la digitalización, dos pilares del plan estratégico 2015-2017.
  • Por primera vez, la aseguradora supera los 11 millones de pólizas.
  • En definitiva, todo aumenta en el primer semestre del año, menos el beneficio, que cae un 51% por los cambios contables.
El plan estratégico 2015-2017 de Mutua Madrileña incluye dos puntos que destacan sobre los demás: un fuerte impulso a la digitalización y la internacionalización del negocio, concretado en la compra de la chilena Bci Seguros, de la que posee el 40% tras pagar, el pasado mes de mayo, 208 millones de euros. Ahora bien, la buena evolución de la aseguradora hasta junio poco tiene que ver con la digitalización y con el negocio en Hispanoamérica. Efectivamente, por primera vez y tras un crecimiento del número de clientes del 9%, la compañía que preside Ignacio Garralda (en la imagen) ha superado los 11 millones de pólizas. Y lo ha logrado, en gran medida, gracias a las agresivas campañas comerciales que han permitido, por un lado, captar nuevos clientes y, por otro, ampliar las coberturas de los mutualistas. De esta manera, los ingresos por primas crecieron un 8,5% durante el primer semestre del ejercicio, hasta los 2.441 millones de euros. Nunca antes había obtenido tantos ingresos en un semestre. En la nota remitida el viernes, la compañía resalta que este aumento se produce, además, en un contexto de congelación de tarifas que la aseguradora ha decidido prorrogar por cuarto año consecutivo y que afecta a dos terceras partes de su cartera de autos (alrededor de un millón de pólizas). En esta línea, la cuota de mercado del grupo en No Vida ha aumentado del 13,2% al 13,4%. Al cierre de junio, Mutua se consolida en la segunda posición del ranking nacional de seguros No Vida y en la primera de los seguros de salud. Precisamente, la aportación de SegurCaixa Adeslas al conjunto del Grupo continúa creciendo y ya supone el 48,2% del beneficio neto consolidado de la compañía. En definitiva, todo sube en Mutua Madrileña menos el beneficio, que ha caído un 51,7% por los cambios contables. Sin ellos, en lugar de 76,8 millones de euros estaríamos hablando de un beneficio neto de 92,4 millones. Pablo Ferrer [email protected]