• Para tratar de contener el déficit de las CCAA, Montoro prepara medidas adicionales de carácter coercitivo, que condicionarán su financiación.
  • Aunque tal y como están las cosas en este momento –sin Gobierno-, las CCAA pueden 'chulear' a La Moncloa.
  • La desviación significa más de 8.000 millones por encima de los objetivos pactados con Bruselas.
  • El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, adelantó en febrero que el déficit se había situado el año pasado en el 4,5% del PIB.
  • Antes de que finalice el mes de abril España deberá remitir a Bruselas el Programa de Estabilidad.
El déficit público en 2015 se situó en torno a los 50.000 millones de euros (5% del PIB), más de 8.000 millones por encima de los objetivos pactados con Bruselas (4,2% del PIB), según confirmaron ayer fuentes del Gobierno. Para más abundamiento, del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, adelantó en febrero que el déficit se había situado el año pasado en el 4,5% del PIB. El alza general es consecuencia de la desviación de casi cuatro décimas del déficit de la Seguridad Social (10.777 millones, equivalentes al 0,99% del PIB, frente al 0,6% comprometido) y de tres décimas en el caso de las comunidades autónomas (11.012 millones, equivalentes al 1,01% del PIB, frente al 0,7% anterior). Dicha desviación es compensada en parte por el mejor desempeño de la Administración central, con un déficit de 29.946 millones, equivalentes al 2,77% del PIB frente al objetivo previo del 2,9%, pero sobre todo por el superávit de casi cuatro décimas de las corporaciones locales (0,38% del PIB). Para tratar de contener el déficit de las comunidades, Montoro prepara medidas adicionales de control de carácter coercitivo que condicionarán su financiación. De hecho, el Ministerio ya ha enviado requerimientos de información a media docena de administraciones regionales en los que les advierte de que pondrá en marcha el procedimiento corrector, la antesala de medidas más drásticas como serían la gestión de los pagos, o una sanción equivalente al 0,2% del PIB regional y en el caso más extremo la intervención, según El País. Aunque tal y como están las cosas en este momento –con un Gobierno en funciones y con la actual inestabilidad política- las CCAA pueden chulear a Montoro y no hacerle... ni caso. No obstante, antes de que finalice el mes de abril España deberá remitir a Bruselas el Programa de Estabilidad en el que el Ejecutivo comunitario ha pedido incluir medidas para evitar desvíos previstos en las cuentas públicas. José Ángel Gutiérrez [email protected]