• Marta y Cristina Álvarez, más cerca del gran pacto anti-Dimas.
  • Y ahora se arriesgan a que David Barreiro se querelle contra la familia Areces.
  • Pero, curiosamente, todo esto podría acercar más a Marta y Cristina Álvarez con los sucesores de Areces.
  • De hecho, ya se prepara una reunión en la cumbre: Marta y Carlota Areces ultiman el pacto.

La familia Areces, es decir, Ceslar, ha perdido su última batalla. Recuerden, cuando el jeque catarí Al Thani (me niego a reproducir su nombre completo) entró en El Corte Inglés, Carlota Areces fue expulsada del Consejo tras conceder una entrevista donde explicaba su oposición al convenio. Carlota Galán, cuñada de Ramón Areces, tiene cinco hijos: Carlos, Carlota, Oscar, Juan Luis y Javier. Marta y Cristina Álvarez Guil tratan de atraerse a los Areces en su pugna contra el presidente, Dimas Gimeno. Y para ello, las hijas de Isidoro Álvarez, Cristina y Marta, están dispuestas a ser generosas, tanto en la recuperación del dinero perdido durante los tres años fuera del Consejo como a la hora de ascender a los sobrinos del mítico don Ramón. Recuerden que si Marta y Cristina Álvarez Guil consiguen el apoyo de Mancor (o sea, Paloma García) y el de Ceslar (familia Areces), junto a los poderes políticos que poseen por el conjunto de IASA, sumarían casi un 40% del capital de El Corte Inglés, más que la mismísima Fundación Ramón Areces. En cuanto a la querella ha sido mal planteada desde un comienzo. Se habló de comisiones ilegales cobradas por intermediarios como, por ejemplo, David Barreiro, y ahora los Areces pueden enfrentarse a posibles querellas, ya anunciadas por el comisionista. Eulogio López [email protected]