• El banco vasco valoró en noviembre Popular en 6.500 millones de euros y estaba dispuesto a aportar 5.500.
  • Es decir, BBVA pagaba 1,31 euros por acción.
  • En plena crisis, como adelantara Hispanidad, FG realizó una oferta a Ángel Ron.
  • Increíblemente, el mexicano Antonio del Valle se revolvió para anularla.
  • Lo cual es curioso, porque se suponía que él quería "recuperar la inversión".
  • FG ofreció una prima superior al 25% a su cotización del momento.
  • Suponía pagar 5.500 millones a los accionistas.
  • Hoy el Popular vale 2.787 millones de euros.
  • Pero recuerden: el candidato de Guindos para hacerse con el Popular sigue siendo Bankia.
  • Y todo lo anterior confirma que algo extraño ocurre con el Popular.
El saneamiento e independencia o fusión del Banco Popular empieza a resultar un enigma indescifrable. De entrada, decir que el BBVA mantiene su oferta de noviembre, aunque sabe que no contaba ni cuenta con el visto bueno del Gobierno ni del mexicano Antonio del Valle, convertido en el hombre fuerte del Popular, ni de Emilio Saracho. No obstante, la oferta ha quedado sobre la mesa por si a alguien le interesa. Fuentes del BBVA han concretado a Hispanidad en qué consistía la oferta: valoraba el Popular en 6.500 millones de euros, pero sólo se comprometía a abonar 5.500 millones como colchón ante los efectos de la ampliación. Eso suponía valorar cada título en 1,31 euros por acción, un 25% por encima de la cotización. No, no era una oferta generosa pero, sin duda, la mejor recibida y más después de lo que luego ha pasado. Además, se suponía que el mexicano Antonio del Valle, que sigue siendo el hombre fuerte del Popular tras descabalgar a Ángel Ron, debería haberle gustado, con el fin de recuperar el dinero que, según él, ha perdido. Pues no, Del Valle removió Roma con Santiago para bloquear la entrada de BBVA, y se valió de la animadversión que el ministro Luis de Guindos siente por Francisco González, el banquero que con más ganas le ha criticado siempre. El asunto no llegó a más y un FG despechado aseguró que el BBVA sigue dispuesto a comerse al Popular. Pero la entidad con sede en Bilbao no es  candidata del ministro de Economía. El candidato del Gobierno para hacerse con el Popular sigue siendo Bankia, tal y como explicábamos en nuestra anterior edición. Al BBVA, Guindos sólo le querría en una operación corporativa si fuera absorbido, en lugar de absorbente: por ejemplo de la misma Bankia. Y todo lo anterior confirma que algo extraño ocurre con el Popular. Porque, como resulte que al final el Popular se vende más barato que la oferta del BBVA, o peor, que se vende a Antonio del Valle o a algún amigo del mexicano, entonces habrá que pensar mal. Eulogio López [email protected]