• La paradójicamente llamada 'marca de la felicidad' logra más de 170.500 menciones del 'hashtag' #ShareaCoke.
  • El conflicto surgido por el ERE de su embotellador español dura ya 21 meses y aún no tiene fin a la vista.
  • La Audiencia Nacional sigue sin pronunciarse sobre la validez de la readmisión, tras la vista oral celebrada el día 10.
  • Coca-Cola Iberian Partners está más preocupada por crear la 'megaembotelladora' europea, cuestión que somete al voto de sus accionistas.
Una vez más, tristemente, hay que poner en tela de juicio la actitud de Coca-Cola en España, a pesar de ser una de sus mejores franquicias internacionales, en la que actúa casi como un monopolio sin la intromisión del regulador de la competencia -la CNMC-. En esta ocasión, la famosa marca de refrescos presume de marcar récord mundial en Twitter, mientras se ríe de nuestro país. La paradójicamente llamada 'marca de la felicidad' logró más de 170.500 menciones del hashtag #ShareaCoke (comparte una Coca-Cola) entre el jueves 17 de septiembre y el viernes 18. Así, consiguió el mayor 'brindis' lanzado hasta el momento, en el que fueron miles las personas que compartieron la famosa bebida con los que tienen lejos a través de la red social del pajarito azul. Además, se generaba al instante un emoji con dos pequeñas botellas de Coca-Cola a punto de brindar, convirtiendo a la multinacional en la primera marca que cuenta con un emoji personalizado. La idea partió de la agencia Wieden Kennedy, que colabora con Coca-Cola y Twitter. Ryan Anderson, por parte de la multinacional de refrescos, y Erin Arnett, de la red social, fueron los responsables de la iniciativa y dado su éxito, celebraron un chat en el que afirmaron que siempre están trabajando para "innovar y sobrepasar los límites". Sin embargo, la multinacional no sólo sobrepasa los límites en cuestiones relacionadas con su imagen de marca, sino que lleva 21 meses riéndose de España. Ese es el tiempo que dura ya el conflicto surgido por el ERE con beneficios que decidió poner en marcha el embotellador español, es decir, Coca-Cola Iberian Partners (CCIP)-. Pero aún no tiene fin a la vista. En este tiempo, tanto la Audiencia Nacional (AN) como el Tribunal Supremo han dado la razón a los sindicatos declarando nulo el ERE. Sin embargo, CCIP ha optado hasta la fecha por cumplir las sentencias y los autos judiciales, como cantaría Frank Sinatra, 'a su manera': por ejemplo, ha reabierto la planta de Fuenlabrada como centro logístico y no lo que era antes del ERE (centro productivo) y ha readmitido a empleados, pero no en sus antiguos puestos de trabajo. Claro que el periplo judicial aún no ha terminado. El pasado día 10, la Audiencia Nacional celebró una vista oral, pero a día de hoy sigue sin pronunciarse sobre si la readmisión es regular o irregular. Un retraso que no gusta a los sindicatos, tal y como ha señalado Pilar García Torres, responsable de Política Industrial y Servicios de CCOO Madrid a Hispanidad. Por ello, el próximo martes publicarán una nota de prensa explicando su postura y han anunciado una concentración ante la AN para el viernes. En concreto, la Audiencia Nacional ha pedido más información a las partes tras la vista oral y "lo que en un principio parecía muy claro, ahora no lo está tanto", afirma García Torres. Sin embargo, CCOO no duda y sólo contempla una solución válida: incorporar a los empleados en los puestos que tenían antes del ERE. Paralelamente, CCIP está más preocupada por crear la 'megaembotelladora' europea, cuestión que someterá al voto de sus accionistas en la junta de accionistas de esta tarde. Se prevé que obtenga luz verde para fusionarse con Coca-Cola Erfrischungsgetränke y con Coca-Cola Enterprises, dando lugar al gigante Coca-Cola European Partners. Un plan que la marca tenía previsto para 2020, según cuenta la responsable de Política Industrial y Servicios de CCOO Madrid, pero no saben con qué fin lo ha adelantado. Cristina Martín [email protected]