• El pueblo refleja su descontento con más de 300 cubrebalcones mostrando este símbolo cristiano.
  • Teresa Agulló proyecta una cruz de luz en la fachada de la iglesia, lo que le ha costado una multa de 100 euros diarios.
  • El alcalde Francisco José Maciá no oculta su cristofobia: multa a Agulló y coloca focos potentes en la plaza para contrarrestar la imagen de la cruz.
  • Pero la Cruz de luz no es de la época franquista, ni tiene bandos, ni recoge los nombres de mártires asesinados, ni tiene forma física, sólo es una proyección.

Callosa de Segura (Alicante) es un buen ejemplo, tristemente, de cómo el PSOE odia la cruz cristiana. Tras retirarla de la plaza del pueblo con nocturnidad y alevosía, alegando cumplir la Ley de Memoria Histórica, ahora acosa y multa a una vecina, Teresa Agulló, por proyectar la imagen de la cruz retirada en la fachada de la iglesia.

Balconeras Cruz Callosa

El pueblo refleja su descontento con más de 200 cubrebalcones mostrando este símbolo cristiano, como se puede ver en Twitter. Pero la cifra podría crecer, pues la medida ha tenido un gran éxito y ya han pedido más cubrebalcones. Desde el pasado 10 de marzo, Teresa Agulló es la vecina de 82 años que proyecta una Cruz de luz en la fachada de la iglesia cada tarde-noche desde su balcón. Esto le ha costado una multa de 100 euros diarios, que todos los días pasa a cobrar una pareja de la policía municipal. "Sufro una persecución por ser católica y no me voy a rendir", señala Agulló a La Gaceta, "dicen que invado el espacio público, pero el foco está en mi balcón.". Mantendrá el foco encendido hasta que acabe la Semana Santa para que "los Pasos salgan con la Cruz como han hecho siempre", explica y afirma que cuenta con el apoyo de los callosinos para pagar las multas del "insensible alcalde socialista". El alcalde Francisco José Maciá no oculta su cristofobia porque además de multar a Teresa Agulló, ha colocado focos potentes en la plaza, que normalmente solo se encienden una o dos veces al año, para contrarrestar la imagen de la cruz. "Se ve que no era la Memoria Histórica sino que lo que les molesta es la Cruz, nuestra religión", añade la vecina multada. Recuerden que el socialista Maciá logró la alcaldía en 2015 con el apoyo de IU y Somos Callosa (marca blanca de Podemos) y como saben, estos partidos son cristófobos. De ahí que se empeñaran en retirar la cruz, en aras de cumplir la Ley de Memoria Histórica, a pesar de que esta no afecta a los monumentos de la Iglesia, y sin reparos ha ejercer otra manipulación histórica y mediática… como intentan hacer en el Valle de los Caídos, en San Lorenzo de El Escorial (Madrid). Ahora el ataque cristófobo de Maciá se centra en la cruz de luz que proyecta la vecina. Pero esta no es de la época franquista, ni tiene bandos, ni recoge los nombres de ningún mártir asesinado. Es más, ni siquiera tiene forma física, pues se trata sólo de una proyección de luz, explica CitizenGO. Además, ha abierto una recogida de firmas para ayudar a Teresa Agulló y exigir al alcalde que deje de perseguirla y respete la Cruz de luz, que ya nada tiene que ver con la Memoria Histórica. Cristina Martín [email protected]