Para entendernos, si los dos grandes partidos, la antigua democracia cristiana y el antiguo socialismo marxista, vuelven a formar Gobierno, ¿qué votaron los alemanes, entre qué eligieron? Lo de las grandes coaliciones puede aportar toda la estabilidad política que ustedes quieran. Es más, probablemente resulten necesarias, incluso en España… pero no deja de ser un fracaso del pluralismo, de la alternancia, de la elección… en definitiva, de la democracia. Insisto: Si no había diferencias entre CDU-CSI y SPD,  o si esas diferencias eran perfectamente salvables, ¿entre qué eligieron los alemanes? Otra cosa es que en España no sea posible ni tan siquiera la gran coalición PP-PSOE. Eso es peor, en efecto, porque significa que España es cainita. Pedro Sánchez, el más cainita. Hispanidad [email protected]